CÓRDOBA.- La Sala B de la Cámara Federal de Apelaciones de esta ciudad confirmó por unanimidad el procesamiento y la prisión preventiva del ex jefe del Ejército de Cristina Kirchner César Milani por los secuestros y tormentos de Pedro y Ramón Olivera en La Rioja. Confirmó, además, la falta de mérito dictada en relación con el caso de Verónica Ligia Matta.

Los camaristas Abel Guillermo Sánchez Torres, Liliana Navarro y Eduardo Ávalos resolvieron rechazar los planteos de nulidad por falta de fundamentación del auto recurrido deducidos por el Ministerio Público Fiscal y la defensa técnica del imputado Milani y hacer lo mismo con el planteo de inconstitucionalidad de la figura de asociación ilícita.

En ese marco ratificaron la resolución del 27 de marzo del juez federal de La Rioja, que dispuso el procesamiento y la prisión preventiva de Milani respecto de Olivera (padre e hijo) por los delitos de lesa humanidad, modificando únicamente el grado de participación criminal que se atribuye en orden al delito de privación ilegítima de la libertad agravada respecto de Pedro Olivera.

Así, indicaron a la defensa de Milani que para pedir la prisión preventiva se dirijan al juez riojano. La decisión de la justicia cordobesa llega a pocos días de que la Cámara Federal de Casación Penal rechazara la excarcelación de Milani en la misma causa.

En la causa se imputa a Milani la privación ilegítima de la libertad y tormentos sufridos por los Olivera y Matta, informaron fuentes judiciales. Su detención se produjo en febrero pasado por orden del juez riojano Herrera Piedrabuena, quien lo había citado para indagarlo y lo dejó preso.

Luego también se le dictó a Milani el procesamiento con prisión en Tucumán en la causa que investiga la desaparición del soldado conscripto Alberto Agapito Ledo en la localidad de Monteros, en 1976, durante el llamado Operativo Independencia. En ese caso está acusado de encubrir el crimen de Ledo y de falsificar documentación, ya que al soldado se lo hizo pasar como desertor.

En mayo, el abogado del militar había pedido que se le permitiera a su cliente el arresto domiciliario. Antes de eso, Milani había logrado ser trasladado al Hospital Penitenciario Central de Ezeiza, luego de que su defensa denunció que sufría amenazas y hostigamientos por parte de represores condenados.

fuente LA NACION

Comments

comments