El juez federal Claudio Bonadio ordenó realizar un análisis de las llamadas telefónicas, los mensajes de texto y correos electrónicos del ex número dos de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) en la gestión de Oscar Parrilli, Juan Martín Mena, en la investigación por supuesto encubrimiento del atentado a la AMIA, en la que está imputada la ex presidenta Cristina Kirchner .

El juez había dispuesto una medida similar sobre la ex presidenta y todos los acusados en este acusa, que abarcó además el requerimiento de copias de todos los mails y mensajes que hubieran enviado la ex jefa de Estado, y los ex secretarios Carlos Zannini y Oscar Parrilli, desde 2011 hasta 2015. La orden del juez abarcó también la Cancillería y la Procuración General del Tesoro, en busca de los mensajes de sus ex titulares Héctor Timerman y Angelina Abbona.

Bonadio dispuso ahora la medida, luego de que Mena quedara imputado en la causa a pedido del fiscal federal Gerardo Pollicita, el 31 de mayo pasado.

Los expertos deberán informar al juez sobre las celdas activadas por teléfonos usados por Mena cuando estaba en la AFI, sus mensajes de texto entrantes y salientes en teléfonos móviles, y las llamadas entrantes y salientes de móviles y telefonía fija en el período investigado. Además, según explicaron fuentes judiciales, la medida abarca otro período en el que Mena fue subsecretario de Política Criminal del Ministerio de Justicia de la Nación. Por ello se requirió que esa cartera entregue información de sus servidores para dar con los correos electrónicos enviados y recibidos por el imputado en la casilla oficial que se le adjudicó.

La Policía Metropolitana deberá peritar todo e intentar recuperar eventuales correos que hubieran sido borrados.

fuente LA NACION

Comments

comments