RÍO GALLEGOS.- A punto de cumplirse 100 días sin clases, con los sueldos estatales atrasados, sin aumentos y sin paritarias, graves falencias en el sistema de salud y la justicia paralizada desde marzo, el pedido de juicio político a la gobernadora Alicia Kirchner empezó a escribirse en las calles de esta ciudad. Gremios estatales, padres de chicos y jubilados iniciaron la junta de firmas que el 22 de agosto presentarán a la Legislatura.

“El Gobierno no sólo no ha dado respuestas a los conflictos que se siguen profundizando en la provincia, sino que tampoco garantiza los derechos humanos básicos”, dijo a LA NACION la diputada provincial Gabriela Mestelán (Encuentro Ciudadano), que impulsa el juicio político. Como antecedente, en 1990, el gobernador Ricardo Del Val fue destituido por juicio político, a raíz de un hecho de corrupción. La entonces diputada provincial Cristina Kirchner justificó esa maniobra en “la utilización de un cargo de alta investidura en beneficio propio, la utilización de bienes y servicios del Estado para el patrimonio propio y la pésima administración de las cuentas del Estado”.

Ahora, 27 años después, Santa Cruz revive un clima político y social enrarecido. Las mesas para juntar firmas se encuentran sobre la avenida Néstor Kirchner, donde la Mesa de Unidad Sindical, el colectivo Papás Unidos y una agrupación de jubilados llevan adelante la colecta de firmas.

fuente LA NACION

Comments

comments