Un nuevo capítulo del conflicto docente que afecta a Santa Cruz se concretará este martes en la provincia que gobierna Alicia Kirchner. El ciclo lectivo aún no empezó y la situación de la educación santacruceña es crítica.

Los maestros de Santa Cruz y el gobierno provincial se reunirán para continuar las negociaciones salariales y laborales, en una semana que se iniciará sin medidas de fuerza por parte de los gremios docentes.

La suspensión de la huelga por parte de Adosac y Amet será el escenario para que continúe la paritaria salarial con la presencia de un veedor del gobierno nacional.

El Ministerio de Educación nacional se comprometió a financiar hasta diciembre un incremento salarial para destrabar el conflicto que tuvo más de cien días de paro.

El ofrecimiento salarial de 7 por ciento al básico será el nudo central de la discusión y el gobierno de Alicia Kirchner deberá responder cómo financiará ese incremento el año próximo. Los gremios insistirán con un salario para un cargo base que se aproxime a 20.500 pesos, hoy en 16.500 pesos.

La propuesta salarial que financiará el gobierno central impactaría en poco más de 1.000 pesos en el bolsillo de un maestro santacruceño.

En tanto, el Consejo Provincial de Educación anunció que este martes se realizará el ofrecimiento de cargos de horas cátedra para el nivel secundario en todas sus modalidades, pero sólo para los últimos años de cada nivel.

Los gremios reclamaron que desde marzo se suspendieron 18 mil horas cátedras, lo cual, dijo Adosac, constituye “un claro ejemplo de despidos encubiertos”.

Los vocales que representan a los docentes de las escuelas públicas y privadas en el Consejo Provincial de Educación rechazaron la modalidad que estableció el gobierno santacruceño para el ofrecimiento de cargos por “unilateral y arbitraria”.

“No sólo configuraría un incumplimiento paritario que tiene fuerza de ley, sino que además representa un atropello a la posibilidad de cada docente de elegir libremente cómo organizar su vida laboral”, afirmaron en una nota dirigida a la presidenta de la cartera educativa, María Cecilia Velázquez.

El gobierno provincial también pretende avanzar con tutorías en el dictado de clases los días sábado, lo que fue rechazado por los gremios docentes.

“Esta modificación unilateral de las condiciones de trabajo que busca incorporar los sábados a la jornada laboral de los docentes es totalmente contraria a los derechos que conseguimos, además de ser contradictorio al contrato de Trabajo”, aseguró el secretario general de Adosac, Pedro Cormack.

Al reclamo docente se sumó ATE, que nuclea a los auxiliares de la Educación, quienes criticaron la jornada extendida.

“Desde nuestra organización advertimos que no aceptaremos que se nos conmine a ilegitimar derechos convencionales que desde ATE históricamente hemos venido defendiendo y que hoy desde un sillón ministerial se pretende desconocer con medidas arbitrarias”, señaló el Consejo Directivo Provincial de ATE.

“Defenderemos nuestro Convenio Colectivo de Trabajo porque con este tipo de resoluciones no hacen más que violar las cláusulas de convenios refrendados por ley”, aseguró.

fuente INFOBAE

Comments

comments