Cuando estaba a punto de ser suspendido para ser sometido a juicio político, ayer renunció el juez de Tribunal Oral Oscar Hergot, que estaba acusado de acoso laboral por parte de sus empleados.

Hergot, que integraba el Tribunal Oral Federal N° 5, negó las acusaciones en su contra, dijo que renunció porque en el Consejo de la Magistratura no lo dejaron defenderse al rechazar todos los testigos que propuso como elementos de prueba en su favor, y dijo que todo se trata de una coacción para que deje la Justicia.

Hergot llevaba adelante en este momento dos juicios de lesa humanidad e integraba el tribunal que juzga a Guillermo Moreno. Estaba en la mira del Gobierno desde hace meses y venía teniendo conflictos con sus colegas y empleados.

El magistrado presentó su renuncia ante el Ministerio de Justicia, a cargo de Germán Garavano, para que se haga efectiva a partir del 30 de septiembre.

Hergot ya tiene la jubilación acordada, con lo que con su renuncia no corre riesgos y podrá cobrarla.

El juez fue denunciado por colegas y empleados por presunto acoso sexual, laboral y maltrato, y la Comisión de Disciplina y Acusación del Consejo de la Magistratura ya había elaborado un dictamen en su contra.

El dictamen había comenzado a circular entre los miembros del Consejo que en los próximos días tenían previsto votar para decidir si avanzaban con sus suspensión para proceder al jury.

La acusación en el Consejo de la Magistratura fue elaborada por Juan Mahíques, representante del Poder Ejecutivo en el órgano que promueve y sanciona jueces, en base a denuncias de cuatro hechos de mal desempeño.

Entre las denuncias contra Hergot hay testimonios de personas según quienes el magistrado le preguntaba a sus empleadas si llevaban puesta su ropa interior y las acosaba de otras formas.

Hergot rechazó estas acusaciones, dijo que son una venganza de funcionarios judiciales a los que denunció. “Es una vergüenza”, dijo y denunció una persecución de Mahíques como representante del Gobierno.

La corte respaldó la causa Milani

La Corte Suprema de Justicia respaldó la investigación por enriquecimiento ilícito contra el ex jefe del Ejército kirchnerista César Milani, detenido por dos causas por crímenes de lesa humanidad y a punto de ir a juicio oral para esclarecer el origen de sus bienes. Por el voto de todos sus miembros, la Corte rechazó un recurso de queja presentado por la defensa Milani contra el fallo que confirmó su procesamiento por supuesto enriquecimiento ilícito, y desestimó un planteo de otro militar.

fuente LA NACION

Comments

comments