La desaparición de Santiago Maldonado continúa y los misterios aumentan. En ese contexto, la Justicia ordenó un exhaustivo rastrillaje en las márgenes del río Chubut. La decisión, un tanto demorada para muchos, no se tomó porque “había riesgo de violencia”, según confesó el secretario de Derechos Humanos, Claudio Avruj.

“El juez [Guido Ottranto] no tomó la decisión de rastrillar las tierras porque había riesgo de violencia, serio riesgo de enfrentamientos con daños para ambas partes “, explicó el hombre elegido por el Gobierno como vocero por la desaparición del joven artesano en diálogo con el canal TN.

Ayer por la tarde, Avruj y el viceministro de Justicia, Santiago Ottamendi, se reunieron en Esquel con el juez federal Guido Otranto, a quien le transmitieron formalmente la disposición del gobierno nacional para colaborar en todo lo que sea requerido por la investigación de la desaparición de Santiago Maldonado .

“Es un caso difícil”, señaló ante la prensa Avruj, tras la reunión. Para el funcionario, “la de Gendarmería es una de las tantas hipótesis y hoy no hay ningún indicio cierto que los involucre”.

En ese sentido, afirmó que “no hay ningún encubrimiento” por parte del Gobierno. “Todo lo contrario, estamos poniendo todo en favor de la investigación”, sostuvo.

Por otra parte, dijo que le ofrecieron una reunión a la familia, pero que ellos se disculparon y no la aceptaron. “Vamos a seguir ofreciendo toda la colaboración”, indicó, y detalló que “el recurso más importante” que ofrece el Gobierno es el acompañamiento y protección a los testigos.

fuente LA NACION

Comments

comments