Los miércoles, de aquí hasta los primeros meses de 2018, serán días complicados para Julio De Vido. Esos días se realizarán las audiencias del Tribunal Oral Federal (TOF) N° 4 por el juicio oral en su contra por la tragedia de Once.

Uno por uno, el tribunal escuchará a unos 80 testigos. Serán declaraciones más técnicas que emotivas. Se presentarán distintos funcionarios de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), especialistas de la Auditoría General de la Nación, ex funcionarios del Ministerio de Planificación y peritos expertos en el área de transporte.

Prácticamente no habrá sobrevivientes del accidente, porque la resolución del tribunal tendrá su eje en una disputa propia del derecho administrativo, sobre las obligaciones que le correspondían al entonces ministro De Vido sobre el tren Sarmiento.

Pero lo primero que escuchará el TOF N° 4 la semana próxima son las nulidades que pueden plantear las defensas.

Maximiliano Rusconi, el abogado de De Vido, adelantó ayer en LN+ que pedirá la nulidad de las acusaciones. “Notamos ciertas falencias estructurales que llevan a la nulidad de las acusaciones, que vamos a plantear el miércoles”, dijo el letrado.

Una vez que respondan la fiscalía y las querellas, el tribunal deberá decidir si el juicio continúa. Cualquiera de las decisiones puede demorar, por lo menos, dos semanas, confiaron fuentes judiciales. “Ya se hicieron varios planteos. Hay cosas que ya están resueltas”, planteó una fuente con acceso al expediente. De todas maneras, la intención del tribunal es comenzar con la declaración de los testigos en la primera semana de noviembre.

Pero más allá de la cantidad de testigos, el juicio podría demorarse más de la cuenta por la gran cantidad de expedientes que acumula el TOF N° 4. El mismo tribunal comenzará el martes, en simultáneo, con el juicio oral contra el ex vicepresidente Amado Boudou por el caso Ciccone. Pero, además, los jueces del tribunal participarán en más juicios, como subrogantes de otros tribunales, con investigaciones vinculadas a la causa ESMA y AMIA, entre otros. Son seis juicios en simultáneo, entre los jueces Pablo Bertuzzi, Néstor Costabel y Gabriela López Iñiguez.

El tribunal analiza, además, una decisión clave para el futuro judicial de De Vido: la habilitación de la feria para continuar en enero con el juicio. También el ex funcionario tiene un calendario cargado, porque en ese primer trimestre de 2018 empieza el juicio por la compra de trenes a España y Portugal.

fuente LA NACION

Comments

comments