El ex ministro Julio De Vido deberá presentarse hoy ante el juez federal Claudio Bonadio para dar explicaciones en el marco de la causa que investiga presuntos sobreprecios en la compra de buques de gas licuado durante parte de la gestión kirchnerista.

En una jornada de movimiento en al menos tres causas que lo tienen como protagonista, fracasó ayer un intento del ex ministro de Planificación de posponer su indagatoria por la compra de gas. Así, la cita con Bonadio quedó confirmada para las 10 en los tribunales de Retiro.

El actual diputado nacional del Frente para la Victoria se presentó ayer personalmente en Comodoro Py para solicitar una prórroga, según consignó la agencia Télam. El argumento fue el mismo que utilizó, también sin éxito, para pedir la postergación del inicio del juicio en su contra por la tragedia de Once: el cambio de abogados y que los nuevos letrados no tuvieron tiempo para estudiar el expediente.

De Vido pidió aplazar por lo menos por tres días su declaración, pero su iniciativa fue rechazada y deberá sentarse hoy ante el juez. Será interrogado en una causa en la que se investiga un presunto sobreprecio de casi 7000 millones de pesos en las compras de unos 500 buques de gas natural licuado para las plantas de Bahía Blanca y Escobar, entre 2008 y 2015.

En ese mismo expediente declaró ayer Roberto Baratta, ex secretario de Coordinación y Control de Gestión del Ministerio de Planificación Federal.

Presentó un escrito y contestó preguntas. Cuestionó un peritaje incluido en la causa que afirmó que está mal hecho porque utiliza como precio de referencia el valor del gas en gasoducto, que es distinto al del gas natural licuado.

Carrió y Río Turbio

La jornada de ayer fue de novedades para De Vido, más allá de su indagatoria confirmada para hoy. Recibió una mala noticia porque la Sala II de la Cámara Federal desestimó su denuncia contra Elisa Carrió por amenazas, basada en dichos de la diputada, que se preguntó si De Vido llegaría a declarar en la causa por Río Turbio o lo matarían antes.

La misma Sala II de la Cámara concedió ayer plazo hasta el 10 de este mes para que su defensa, encabezada por Maximiliano Rusconi, argumente contra el pedido de detención del ex ministro en la causa Río Turbio. Originalmente, debía hacerlo hoy.

fuente LA NACION

Comments

comments