El símbolo del atril vacío una vez más apareció en televisión.

Como ocurrió en 1989, con la silla vacía vacía de Carlos Menem en el debate presidencial con Eduardo Angeloz, organizado por el programa Tiempo Nuevo, que conducía Bernardo Neustadt. Y también en octubre de 2015, con el faltazo de Daniel Scioli -entonces candidato del FpV- al debate presidencial armado por Argentina Decide.

Esta vez el lugar vacío lo dejó la ex presidente Cristina Fernández de Kirchner, candidata a primera senadora por Unidad Ciudadana, quien decidió no participar del debate televisado de esta noche en Todo Noticias, un formato que finalmente no pudo realizarse.

El atril vacío de Cristina Kirchner, una foto del debate que no fue en Todo Noticias
El debate presidencial en la facultad de Derecho, en 2015, con el atril vacío de Scioli

En un comunicado publicado ayer por la producción de A Dos Voces, explicaron: “Al finalizar el último plazo para que la candidata a senadora nacional Cristina Kirchner diera una respuesta sobre su participación o no en el debate organizado por el programa A dos voces, debemos comunicar que el encuentro no se realizará ante la falta de respuesta de la expresidenta”.

Según pudo averiguar Clarín, hubo dos reuniones del equipo de A Dos Voces con representantes de CFK, pero de ambos encuentros no hubo respuesta. Ante esa ausencia, que modificaba el acuerdo original, Esteban Bullrich, primer candidato de Cambiemos, también dio su negativa al formato debate.

Por eso el programa tuvo que realizarse con entrevistas separadas al resto de los candidatos: Bullrich, Sergio Massa, Florencio Randazzo y Néstor Pitrola.

El 19 de septiembre, la ex presidenta había dicho que aceptaba ir a un debate con sus rivales, en tanto fuera organizado por una universidad pública. Y agregó: “Pero no solamente como un lugar geográfico sino que también los docentes de las carreras de Comunicación Social tienen que conducir ese debate, porque no podemos debatir cualquier cosa ni debe ser una pelea entre políticos”.

Antecedentes
El 4 de octubre de 2015, a propósito de la ausencia de Daniel Scioli, los moderadores habían sostenido: “Los seis candidatos que fueron proclamados por las PASO han sido invitados. Hoy es el primer debate con aquellos que hayan creído que es una obligación dar cuenta de sus actos y no simplemente un derecho”.

Scioli, en cambio, sí participó en el debate de cara al balotaje de ese año.

En 1989, en Tiempo Nuevo, Neustadt decía ante la pantalla dividida por una línea, que marcaba el faltazo del riojano: “Estamos esperando con el doctor Angeloz alguna comunicación del doctor Menem. Yo todavía no la tuve. En cuanto la tengo se la hago conocer. Es difícil hacer un debate sin que exista alguien”.

fuente CLARIN

Comments

comments