Durante toda la jornada de hoy tendrán lugar en la provincia de Formosa diversas actividades para recordar a los soldados asesinados hace 45 años durante el ataque de Montoneros al Regimiento de Infantería de Monte 29, intervención armada conocida como “Operación Primicia” que dejó un saldo de 28 muertos.

El coronel Darío Gabriel Banchio, jefe de la unidad militar, aseguró en declaraciones públicas que a las 8 se hará el responso y la ofrenda floral en el Cementerio Virgen del Carmen, memoria de los fallecidos. En tanto, a las 11 se realizará una misa en la capilla del barrio Militar, mientras que el acto central está previsto para las 18 en la plaza de armas del Regimiento.

El ataque, perpetrado el 5 de octubre de 1975, incluyó el secuestro del vuelo 706 de Aerolíneas Argentinas con 102 pasajeros y 6 tripulantes a bordo, siendo desviado de su ruta original para dirigirlo hacia esta ciudad. También el copamiento del aeropuerto internacionalEl Pucú“, además del ataque al Regimiento 29, donde murieron 12 soldados, 9 integrantes de la organización guerrillera y un efectivo de la policía, entre otros.

Los miembros del Ejército asesinados fueron el subteniente Ricardo Massaferro, el sargento Víctor Sanabria, conscripto Antonio Arrieta, conscripto Heriberto Ávalos, conscripto José Coronel, conscripto Dante Salvatierra, conscripto Ismael Sánchez, conscripto Tomás Sánchez, coscripto Edmundo Sosa, conscripto Marcelino Torantes, conscripto Alberto Villalba y conscripto Hermindo Luna.

El coronel Darío Gabriel Banchio, jefe de unidad del Regimiento de Infantería de Formosa, pronunciará durante los homenajes el siguiente discurso:

Cuarenta y dos años pasaron de aquella apacible y calurosa tarde del 05 de octubre de 1975, oportunidad donde a través de la puerta de la traición, ingresó a sangre y fuego a estas instalaciones un elemento paramilitar irregular, llevando a cabo uno de los mayores ataques arteros, planificados y ejecutados en la historia de nuestro país y que marcaría para siempre a todos los aquí presentes“.

Ese día, y pese a encontrarse el país bajo un gobierno democráticamente elegido, la Organización Montoneros llevó a cabo una compleja operación armada a la que denominaron ‘Primicia’, por ser la primera en su tipo, demostrando así la capacidad militar alcanzada en esa época“.

De esta múltiple operación participaron aproximadamente setenta individuos, haciendo uso de diecinueve vehículos, una gran variedad de armas de fuego, explosivos y equipos de comunicaciones, por lo que se trató de una operación planificada y organizada por una estructura jerárquica perfectamente definida y aprobada por sus máximos jefes“.

Aquí, las acciones se iniciaron con el ingreso de la columna de vehículos a través del puesto de la avenida Marcial Rojas, haciendo uso de un ardid traicionero sobre la confianza del camarada“.

Una vez adentro, algunos vehículos siguieron su marcha hasta estacionarse frente a la Compañía Comando y la otra parte lo hizo por la calle que está a mis espaldas, dejando a su paso surcos de sangre en la Compañía de Monte A para detener su avance frente a la guardia, lugar donde se librará un cruento combate“.

Impedidos de lograr su objetivo abandonaron las instalaciones, llevando consigo un puñado de armas, replegándose nuevamente al aeropuerto para darse a la fuga en el Boeing 737 de Aerolíneas Argentinas y en un Cessna de cuatro plazas, aterrizando minutos después en una pista preparada para la ocasión en una estancia cerca de Rafaela, provincia de Santa Fe“.

De esta múltiple operación participaron aproximadamente setenta individuos, haciendo uso de diecinueve vehículos, una gran variedad de armas de fuego, explosivos y equipos de comunicaciones. No quedaban dudas que la operación había sido planificada y organizada por una estructura jerárquica perfectamente definida, y aprobada por sus máximos jefes“.

Pero estos foráneos, seudos estrategas, cometieron un grave error en su planeamiento, subestimaron a un enemigo, nunca se imaginaron que los hombres que prestaban servicio en este regimiento eran verdaderos soldados, con sangre de quebracho, espíritu de algarrobo y sudor de caraguatá, todos ellos dispuestos a cumplir su juramento de defender la patria hasta perder la vida, evitando así que Dios y la Patria se lo demanden“.

Trece héroes formoseños escribieron sus nombres en el bronce de las páginas de gloria del Ejército Argentino, de la provincia de Formosa y de nuestra querida República, y en su representación nos acompañan hoy sus familiares. Reciban ustedes nuestro más cálido y sentido agradecimiento“.

Hoy, aquí y ahora, se encuentran formados en esta plaza de armas de La Victoria, los héroes que aquel día defendieron su cuartel con bravura, coraje, temple y tenacidad. Todos ellos mantienen viva la esencia del soldado- el cumplimiento de la misión-“.

Vuestra presencia fundamenta nuestra labor, nos enorgullece, nos motiva, nos obliga a ser cada día mejores y nos da la fuerza necesaria para mantener el prestigio de este glorioso regimiento“.

Vaya también nuestro reconocimiento a todos aquellos héroes anónimos de las fuerzas de seguridad y policiales, muestra cabal de la integración mancomunada de las instituciones en defensa del patrimonio de La Nación“.

Invoquemos a Dios nuestro Señor, a la Virgen de La Merced, Generala y Patrona del Ejército Argentino y a la Virgen de Itaí, Patrona de las tropas de Monte, para que otorgue a los caídos el descanso eterno, y a todos aquí presentes, la fortaleza de poder ser dignos herederos de esta enseñanza, por el bien de nuestra Patria y de esta querida tierra formoseña“.

Soldados de Monte, honremos a los ausentes, aprendamos de los presentes, mantengamos la mística del infante y que retumben en nuestros corazones cual Credo sagrado, las palabras del soldado Hermindo Luna: ‘Aquí no se rinde nadie carajo’“.

fuente INFOBAE

Comments

comments