El otrora poderoso ministro de Planificación del kirchnerismo y actual diputado Julio De Vido tiene los días contados en la Cámara baja. No sólo el oficialismo y buena parte de la oposición votarán el miércoles próximo el desafuero que solicitó anteayer el juez federal Luis Rodríguez; lo novedoso es que también parte del bloque del Frente para la Victoria-PJ le soltaría la mano a De Vido, lo que anticiparía la ruptura de la bancada que conduce el kirchnerista Héctor Recalde.

La primera piedra la tiró el presidente del PJ y vicepresidente primero de la Cámara de Diputados, José Luis Gioja. “Si la Justicia lo pide, hay que hacerle caso a la Justicia”, afirmó el sanjuanino. Ayer se sumó la diputada María Emilia Soria, primera candidata a renovar su banca por Río Negro. “Si el juez solicitó el desafuero de Julio De Vido, corresponde que los diputados lo votemos afirmativamente”, afirmó.

Por lo bajo, legisladores del FPV-PJ consultados por LA NACION admiten que será “muy difícil” defender al ex ministro en el recinto.

“Lo mejor que nos podría suceder es que De Vido renunciara a su banca. De lo contrario, nos sometería a todos sus compañeros de bloque a una derrota anunciada en el recinto. Pero por ahora no da señales de querer renunciar”, admitió un encumbrado legislador kirchnerista.

El bloque que conduce Recalde se sometió a un estricto silencio hasta el martes próximo, cuando definirá una posición. Ese día está convocada la Comisión de Asuntos Constitucionales para discutir el pedido solicitado por el juez Rodríguez. Al día siguiente se discutirá el dictamen respectivo en el recinto.

El oficialismo descuenta que reunirá los dos tercios de los votos que exige la Constitución nacional para proceder al desafuero del ex ministro. Varios de los diputados que en julio pasado se opusieron a la expulsión de De Vido de la Cámara baja por inhabilidad moral ahora están dispuestos a votar su desafuero, precisamente porque fue solicitado por la Justicia.

Es el caso de la bancada de izquierda, del Frente Renovador para la Concordia y de los diputados enrolados en el Movimiento Evita.

“Habiendo un pronunciamiento judicial, la situación es absolutamente diferente a lo que se votó meses atrás”, enfatizó Fernando “Chino” Navarro, uno de los referentes de aquella agrupación. “Los diputados del Movimiento Evita habían votado en contra del planteo del Gobierno porque consideraban que no había ningún planteo jurídico, sino político”, aseveró.

fuente LA NACION

Comments

comments