Menos de 24 horas después de la detención de Julio De Vido, Cristina Kirchner volverá a pisar Comodoro Py, esta vez para declarar como acusada por traición a la patria por el supuesto encubrimiento de los iraníes que habrían realizado el atentado contra la AMIA.

Puertas adentro, en el kirchnerismo, no hay dudas: es la causa que más preocupa a la ex presidenta. La investigación tiene como base la denuncia realizada por el fiscal Alberto Nisman poco antes de morir y también involucra al ex canciller Héctor Timerman, el dirigente social Luis D’Elía, el diputado Andrés Larroque , el supuesto enlace con Irán Jorge Khalil y el entonces líder de Quebracho, Fernando Esteche.

El juez Claudio Bonadio investiga si el memorándum firmado entre Irán y la Argentina fue una herramienta para encubrir a iraníes que habrían participado del atentado contra la AMIA a través de la eliminación de las alertas rojas de Interpol.

Será un nuevo cara a cara entre la ex presidenta y el juez Bonadio, que ya la procesó en la causa por el dólar futuro y en la investigación conocida como “Los Sauces”, acusada de ser la jefa de una asociación ilícita.

Cristina Kirchner se presentará mañana, a las 10, en el juzgado, acompañada por su abogado Alejandro Rúa. Comodoro Py tendrá una protección especial en el 4º piso para restringir la circulación. La ex presidenta presentará un escrito y no responderá las preguntas del juez, anticiparon fuentes judiciales.

Otras indagatorias

Larroque, uno de los hombres de mayor confianza de Máximo Kirchner, rechazó ayer cualquier tipo de responsabilidad en la causa. El diputado fue acompañado por una nutrida columna de militantes y ex funcionarios, como, por ejemplo, Axel Kicillof.

“No sé de qué se me acusa. Es todo un mamarracho”, dijo Larroque antes de entrar a los tribunales. Agregó que la causa tiene “fines políticos” e hizo especial hincapié en las elecciones del fin de semana pasado.

Larroque explicó que había votado en el Congreso por aprobar el memorándum como parte de su labor como legislador, pero negó haber participado en su negociación.

Larroque fue citado porque aparece en escuchas telefónicas en las que se lo involucra en las tratativas con los iraníes y por su estrecha vinculación con la ex presidenta.

Antes de dejar los tribunales, Larroque aprovechó para atacar al Gobierno: “Nunca hay que olvidarse de que el Presidente [asumió procesado”.

Angelina Abbona, ex procuradora del Tesoro, también fue indagada ayer por Bonadio. La ex funcionaria admitió haber mantenido reuniones durante la negociación de la firma del memorándum, que fueron “reservadas pero no secretas” y estuvieron dentro de las funciones del organismo que presidió durante el kirchnerismo.

La ex procuradora reconoció haber viajado a Ginebra, Suiza, a pedido de la entonces presidenta para reunirse con enviados iraníes en una reunión por el tema y aseguró que después de eso no se la volvió a consultar por el tema del memorándum.

Más allá de lo que ocurra en esta causa, Abbona irá a juicio oral acusada de “peculado”, por haber supuestamente malgastado recursos del Estado para emitir un dictamen en defensa de la ex presidenta tras la denuncia de Nisman.

fuente LA NACION

Comments

comments