Durante su paso por el Ministerio de Agroindustria, el ex titular de la cartera Ricardo Buryaile había sido advertido por la Oficina Anticorrupción (OA) por posibles incompatibilidades y problemas de conflictos de intereses en su rol como funcionario público. El organismo que conduce Laura Alonso pondrá ahora la lupa sobre su sucesor en el cargo, el ex presidente de la Sociedad Rural Argentina (SRA) Luis Miguel Etchevehere .

“A título preventivo”, la OA le había recordado a Buryaile las limitaciones y restricciones derivadas de su vinculación a la actividad agropecuaria. Fue el 1º de septiembre pasado, cuando el ex ministro recibió una batería de recomendaciones sobre potenciales conflictos de intereses luego de un análisis exhaustivo de su situación.

Según se desprende de la ley de ética en la función pública, el funcionario tiene el deber de renunciar a la actividad privada como condición previa para asumir el cargo público. Además, debe abstenerse de intervenir en cuestiones relacionadas con las personas o los asuntos a los que estuvo vinculado en los últimos tres años o tenga participación societaria.

Previamente a su desembarco en Agricultura, Buryaile había tenido actividad como productor agropecuario ganadero en Formosa y había sido representante de la Sociedad Rural de Pilcomayo, y vicepresidente de las Confederaciones Rurales Argentina (CRA), entre 2007 y 2009.

Según aseguraron a LA NACION fuentes de la OA, la nota fechada el 1º de septiembre había sido la respuesta del organismo a una acusación pública de la diputada Margarita Stolbizer. La ex candidata a senadora había denunciado a Buryaile en una publicación titulada “Informe sobre empleo público” por conflicto de intereses.

“Fue una nota preventiva, similar a la que enviamos a otros ministerios que tocan áreas críticas para funcionarios que vienen de la actividad privada”, dijo una fuente de la OA. En el organismo negaron que la salida de Buryaile haya estado vinculada a alguno de los señalamientos que había hecho la OA, pero dijeron que durante la gestión hubo “rispideces” con el ex ministro.

En otra de las notas que se le giraron a Buryaile, el 31 de agosto, había sido alertado sobre la designación de Daniel Eduardo Asseff como jefe de gabinete del ministerio. Asseff llegaba tras haber sido gerente general de la Confederación Intercooperativa Agropecuaria Limitada hasta el 31 de julio de este año. La oficina le indicó al ex ministro que Asseff, quien se había tomado licencia en Coninagro, debía desvincularse de la entidad para no incurrir en una incompatibilidad.

En el organismo que conduce Alonso ya empezaron a trabajar en un informe sobre el nuevo titular, Etchevehere, quien antes de asumir presentó su renuncia a la SRA.

fuente LA NACION

Comments

comments