La ex consejera legal de la Cancillería Susana Ruiz Cerutti sostuvo ayer ante la justicia federal que no participó de la elaboración del memorándum de entendimiento con Irán en el marco de la causa AMIA y que siempre siguió órdenes del ex canciller Héctor Timerman. De todas formas, Ruiz Cerutti confirmó que participó de dos reuniones en Ginebra.

La diplomática prestó declaración indagatoria durante más de tres horas frente al juez Claudio Bonadio en el caso iniciado por la denuncia del fallecido fiscal del caso AMIA, Alberto Nisman.

Sobre los encuentros en Ginebra (en septiembre y octubre de 2012), de los que también participó la entonces jefa de los consejeros legales del Estado, Angelina Abbona, dijo que “no fueron muy útiles” ya que giraban siempre en torno a dos cuestiones: que Irán no podía extraditar a sus ciudadanos y la Argentina no podía juzgarlos en ausencia. La ex funcionaria dijo además que todas sus intervenciones en esas reuniones fueron bajo las órdenes de Timerman. También se acercó al tribunal el juez Daniel Rafecas en calidad de testigo. El llamado fue motivado porque el magistrado, en 2011, había dicho que Irán financiaba agrupaciones políticas en nuestro país, algo que ratificó por escrito.

fuente LA NACION

Comments

comments