La Oficina Anticorrupción abrió una carpeta con el asunto ” Burzaco”. Lo hizo de manera preventiva, para investigar si el secretario de Seguridad Eugenio Burzaco incumplió en informar que figura vinculado a una cuenta en el Merrill Lynch que pertenece a su hermano, Alejandro, el arrepentido clave de las coimas del FIFAGate.

La semana pasada, la justicia de Nueva York le preguntó a Alejandro Burzaco por una cuenta bancaria en el Merrill Lynch para saber si allí recibió en 2008 un giro por U$ 4,2 millones. El ex CEO de Torneos calificó esa cuenta como “la más vieja de sus cuentas bancarias”. Aseguró que sólo tiene U$ 1,5 millones y agregó: “Mi hermano está nombrado allí porque en caso de que yo muera es necesario que alguien se haga responsable por esos fondos”.

Distintos medios calificaron al actual funcionario como “albacea” de su hermano. Es decir, como la persona encargada de custodiar su dinero hasta que sea repartido entre los herederos.

La OA busca establecer cuál es el rol de Eugenio Burzaco en esa cuenta del Merrill Lynch, ya que no figura en su declaración jurada. Si su rol fue el de albacea, no debería aparecer en su informe patrimonial. En cambio, si tuvo control sobre algún activo podría incurrir en una omisión. “Se le solicitarán aclaraciones para que el funcionario indique si es cierta la vinculación con esa bancaria y entre qué años se desarrolló”, explicaron fuentes del organismo de control.

Mientras, desde el Ministerio de Seguridad se ocupan de desmentir los rumores de una posible salida de su secretario de Seguridad. En Nueva York, Alejandro Burzaco se quebró más de una vez al confesar ante la justicia. Una de esas oportunidades fue cuando recordó que su hermano le dijo que tenía información de que la Policía de Buenos Aires tenía instrucciones de matarlo para que no testificara en Estados Unidos.

fuente LA NACION

Comments

comments