El ex vicepresidente Amado Boudou declaró ayer en los tribunales de Comodoro Py que quien tuvo a cargo su detención le había informado que tenía “órdenes” de filmarlo y de fotografiarlo esposado dentro de su casa.

Según Boudou, en el momento de la foto le pusieron las esposas, el jefe hizo que se le parara un agente a cada lado y montó la imagen en el lugar donde mejor se veían sus objetos personales. “No eligió la pared blanca -dijo-. Eligió la pared donde había libros, símbolos políticos, estaban la estatua de Cristina y elementos identificatorios personales”.

Además, Boudou relató que para agregar “tensión” en el operativo no le permitieron a su suegra abandonar la escena. “Cuando estaban ingresando, yo le dije a quien se encontraba a cargo que mi suegra estaba de visita, que estaba durmiendo en el living en un colchón inflable, si le podía decir de pasar a la habitación con su hija y me contestó que de ninguna manera”, relató. Dijo que sólo una vez que habían leído la orden de detención la dejaron ir y a él le permitieron bañarse.

Según Boudou, la persona a cargo recibía llamadas constantes con “indicaciones u órdenes”. Contó además que anotaban todo en una laptop y que como no lograron hacer andar la impresora que habían llevado él les prestó su computadora para imprimir el acta. También dijo que cuando lo trasladaron hacia la sede de la Prefectura entraron por un ingreso donde no podía ser visto y que para salir, en cambio, eligieron otro, “realizando una especie de paseo para la foto”.

Boudou fue trasladado ayer desde la cárcel de Ezeiza para esta audiencia, en la que declaró como testigo de la causa que él mismo había promovido para que se investigara a las “fuerzas de seguridad” o a quien haya sido responsable de la difusión de las imágenes de su detención.

También ayer debía declarar como acusado de haber presentado documentos falsos para rendir viáticos, pero esa audiencia se postergó para pasado mañana.

La Armada informó ayer que investiga un nuevo punto de contacto a 700 metros de profundidad para verificar si se trata del desaparecido submarino ARA San Juan. Además, la jueza Marta Yañez aseguró que evalúa medidas bajo la hipótesis de que el submarino podría no aparecer.

Por su parte, una investigación de un portal alemán reveló que dos empresas de ese país habrían pagado sobornos para suministrar baterías y enviado material de mala calidad para la reparación del ARA. La diputada Cornelia Schmidt (Pro) había pedido información a Alemania sobre si esas empresas supervisaron las tareas.

Carlos Kirchner

Por orden del juez federal Julián Ercolini, se le secuestraron al ex funcionario Carlos Santiago Kirchner, primo del ex presidente, dinero y joyas que tenía en una caja del Banco Santa Cruz. Está investigado por la causa de Lázaro Báez.

fuente LA NACION

Comments

comments