la jueza federal de Caleta Olivia, Marta Yáñez, que investiga la desaparición del ARA San Juan, de la que pasado mañana se cumplirá un mes, dijo ayer que no descarta ninguna hipótesis sobre lo que pudo haberle pasado al submarino. El abanico incluye, aseguró, posibles actos de corrupción que hayan afectado las condiciones del buque para navegar.

“No se puede descartar nada. Las particularidades de un submarino, el mantenimiento, las auditorías internas de alistamiento de la nave. Todo eso hace que vayamos a buscar lo que debía haber sido y lo que realmente se cumplió”, planteó Yáñez en declaraciones radiales.

Enseguida, añadió que su tarea consiste en “determinar hechos y presuntos responsables” y que, en función de ese objetivo, tendrá “muy en cuenta” el estado en el que se encontraba el submarino al partir de Ushuaia y si sus condiciones en ese momento podrían “tener conexión con las reparaciones de medio término” que se le hicieron al submarino entre 2009 y 2014.

En la misma línea, la jueza apuntó que, para determinar las posibles causas de la desaparición, es clave “reconstruir las condiciones de navegabilidad y las últimas comunicaciones” del buque con la base naval de Mar del Plata.

Respecto de esos últimos contactos, Yáñez detalló que espera recibir el detalle de las comunicaciones satelitales para saber, entre otras cosas, si el submarino recibió la orden de seguir a Mar del Plata o si esa fue una decisión que tomó el comandante.

Cauta, la jueza completó: “Es una causa muy compleja y tengo que manejarme con absoluta prudencia. Primero vamos a buscar qué conductas que tengo acreditadas serían atacables en materia penal como para llamar a una indagatoria”.

También se mostró prudente cuando le preguntaron por la presunta responsabilidad de la Armada en la desaparición. “El organigrama de la Armada es amplio, hay muchas áreas y hay que ser prolija para determinar si hubo alguna responsabilidad”, precisó. Agregó que los sumarios abiertos por el Ministerio de Defensa para analizar la actuación de la fuerza serán incorporados a la causa.

fuente LA NACION

Comments

comments