Balas de goma, camiones hidrantes, piedrazos. Algunos de los elementos que fueron postales de un violento enfrentamiento entre quienes se manifestaban contra a la reforma previsional y la Gendarmería. Nuevamente, la ministra de Seguridad Patricia Bullrich fue fuertemente criticada luego de que se registraran decenas de heridos, entre quienes estuvieron diputados nacionales. Una de las protagonistas de la jornada, la diputada oficialista Elisa Carrió fue quien cargó contra la jefa de las fuerzas de Seguridad desde los pasillos del Congreso de la Nación y dijo: “La ministra de Seguridad tiene que parar”.

“No se necesitan tantos gendarmes”, opinó la aliada de Cambiemos y agregó: “Transité el país en 2001 y no son necesarios tantos gendarmes. La ministra de Seguridad tiene que parar. Pueden ponerlos sin uniformes, tanta ostentación de la fuerza no es buena”.

Por otro lado, al referirse directamente a la reforma previsional impulsada por el oficialismo la diputada Carrió anticipó que el Gobierno instrumentará un bono en marzo próximo para compensar la pérdida que generará la aplicación de la reforma previsional, si llega a ser aprobada por el Congreso.

“Lo hemos planteado (desde el oficialismo parlamentario). Se va a aplicar. Ya lo hemos negociado. Si no, no me hubiera sentado en la banca”, enfatizó Carrió a LA NACION cuando se levantó la sesión en la Cámara de Diputados.

Más tarde, cuando circuló la teoría que señalaba que el presidente Mauricio Macri podría firmar un DNU para sacar la reforma, Carrió expresó a través de su cuenta de Twitter: “Un DNU violaría gravemente la Constitución Nacional”. Y agregó: “Carrió y la Coalición Cívica juraron respetar la Constitución Nacional y no la van a violar bajo ningún concepto”, dijo.

Tras la publicación de su mensaje, el debate interno en el oficialismo congeló la idea de sacar por decreto la reforma jubilatoria.

fuente LA NACION

Comments

comments