Cuando se anunció el aumento de boleto para la provincia de San Juan se esgrimió una excusa casi defendible, y es que esta vez sería a promesa de que las empresas harían esta suba aprobada por el gobierno provincial a cambio de que las unidades fueran nuevas, sobre todo que sean accesibles para gente con discapacidad.

El anuncio venía ya desde principios de diciembre pasado y las primeras fotos de algunas empresas y algunas unidades de las mismas que venía con este beneficio para los que más necesitan no se hizo esperar pero y los demás?, que pasa con las otras empresas que son las ” más populares ” por la cantidad de gente que trasladan al radio céntrico, las que trasladan chicos a las universidades, que pasa que esos empresarios no han puesto voluntad para presentar lo que debió exigirse hace más de una década, donde en la provincia vecina de Mendoza es algo que está reglamentado y no una unidad esporádica sino que es algo que está siempre al servicio del pasajero.

En esta foto se ve una de los tantos colectivos de la empresa LA MARINA que lleva en esas condiciones a los que viajan a diario, sin preocuparse de que alguien de Tránsito y Transporte los inspeccione porque parece que su tarea es solo controlar autos particulares y remises, cuestión de pe$o?, o de solo desidia porque los que viajamos en colectivo no contamos como personas?.

Ya es hora de que Tránsito y Transporte cumpla con sus funciones de control real sobre el tránsito caótico de nuestra provincia, de que se exija seguridad en los colectivos, que hayan más unidades así la versión india de San Juan a la hora de viajar no sea algo natural, de que no corramos peligros innecesarios y que por fín se cumpla el cuidar a los más necesitados dándoles el colectivo que sea inclusivo porque ellos merecen también un servicio.

No cuesta mucho, solo desde el poder de San Juan poner mano dura en favor de los ciudadanos.

Comments

comments