El proyecto para refaccionar la Casa Rosada no se detiene, a pesar del plan de austeridad impulsado por el Gobierno en todo el Estado. Presidencia de la Nación destinará este año $ 255 millones para la segunda etapa del un plan maestro para modernizar Balcarce 50. El objetivo será acondicionar el subsuelo y los ascensores de la sede de gobierno.

La obra ya fue pre-adjudicada a la empresa Conorvial SA, que realizó la oferta más baja de la licitación pública, pero que aún así fue un 13% más alta que el presupuesto que consta en el pliego, según documentación a la que accedió LA NACION. La firma fue una de las mayores contratistas de obra pública de la Ciudad y, además, uno de sus directivos aportó fondos a la campaña presidencial de Mauricio Macri .

Desde Presidencia destacaron a LA NACION que la empresa fue elegida tras una licitacion, mediante una compulsa de precios. “La Casa Rosada tiene casi 150 años y queremos proyectarla para los próximos cien”, había destacado el secretario de la Presidencia Fernando de Andreis durante los anuncios de la obra.

El “masterplan” para la Casa Rosada fue anunciado como una puesta en valor del edificio histórico “para transformarlo en un espacio abierto, moderno, saludable y sustentable”. La primera etapa se licitó por casi $ 50 millones y consistió en la “remodelación parcial y la puesta en valor de un sector del segundo piso” de la Casa de Gobierno. Era el sector más deteriorado -según la arquitecta Marité Berdasco-, con 1.700 metros cuadrados en desuso por el mal estado de conservación. Los trabajos fueron adjudicados a la firma Adanti Solazzi.

La segunda etapa de la obra, pre-adjudicada en los últimos días, incluye la refacción de los sanitarios y de las escaleras que unen el subsuelo con Presidencia y con el tercer piso, la construcción de una galería que una el edificio con el museo de la Aduana de Taylor y el cambio de toda la estructura de los ascensores.

Presupuestos

Al inicio de su gestión, Macri anunció que el plan para modernizar la Casa Rosada incluiría tres etapas por un total de $285 millones. Pero los números ya sobrepasaron el presupuesto inicial: con esta última licitación, los gastos superan los $ 300 millones y aún falta una tercera parte de los trabajos.

El monto que se gastará este año en la sede de gobierno equivale a una cuarta parte del ahorro en el gasto público que Macri pretende lograr con la reducción del 20% de los cargos políticos y jerárquicos de la administración pública. El presidente busca generar un ahorro de $1000 millones anuales como un gesto de austeridad hacia la sociedad.

Once empresas estuvieron interesadas en la obra de la sede de gobierno. Pero la compulsa final se jugó entre dos firmas: Neltec SRL, que hizo una oferta por $284 millones y Conorvial, que propuso realizar los trabajos por $255 millones. La obra, finalmente, quedó pre-adjudicada para esta última firma.

Conorvial, una empresa con sede en Santiago del Estero, es una de las firmas más beneficiadas con contratos de obras pública en los últimos años, en especial, por el gobierno porteño. Construirá viviendas para el plan Procear – Estación Buenos Aires, también en el barrio Papa Francisco y en la Villa Olímpica los Juegos Olímpicos de la Juventud 2018. Los contratos para Conorvial en estos últimos años superan los $1400 millones, según publicó el diario El Cronista Comercial.

Ricardo López Casanegra, vicepresidente y accionista de Conorvial, realizó un aporte de $200.000 a la campaña presidencial de Mauricio Macri en 2015. La donación se hizo a través de Pro Nacional, partido insignia de Cambiemos. La Justicia electoral no aprobó ese balance partidario por diversas irregularidades, entre otras, por el financiamiento indirecto de empresas (que está prohibido) a través de personas físicas que ocupan un alto rango en las empresas.

fuente LA NACION

Comments

comments