La ayuda de Rusia para colaborar en la búsqueda del submarino ARA San Juan , a través del buque Yantar y el vehículo de operación remota Panther Plus, se extenderá hasta después de que se produzca la visita del presidente Mauricio Macri a Moscú, donde se verá con su par Vladimir Putin el 22 de este mes.

La tecnología del equipamiento ruso permite rastrear la posible localización del submarino con instrumentos de precisión hasta 1000 metros de profundidad, y su retiro del operativo se suma a la reciente deserción de buques y equipos sofisticados de Estados Unidos.

Fuentes cercanas al oficialismo deslizaron la posibilidad de que en la cumbre presidencial, Macri le transmita a Putin el interés de la Argentina para que los equipos rusos se mantengan en el operativo de búsqueda, tal como lo reclamaron familiares de los 44 tripulantes, en las últimas horas, en Mar del Plata.

De todos modos, el escenario de la retirada rusa está planteado. La Armada y el Ministerio de Defensa evalúan distintas alternativas, incluida la contratación de un servicio similar que permita seguir contando con tecnología submarina de vanguardia.

Si bien el envío de la ayuda internacional es solventada con un fondo constituido con el aporte de varios países, la Armada se hace cargo del costo del combustible de todos los buques que participan del operativo.

Enrique Balbi
“Hay diferentes empresas, estatales y privadas, que disponen de esa tecnología fundamental para poder sumergirse con el ROV o el minisubmarino, sea tripulado o no, y visualizar e inspeccionar el fondo”, anticipó ayer el vocero de la Armada, capitán Enrique Balbi.

Tras señalar que en materia de cooperación internacional “todas las búsquedas son finitas”, Balbi indicó que “hasta el momento no existe una fecha tope para la colaboración por parte de la Federación Rusa”. Sin embargo, voceros del oficialismo indicaron a LA NACION que “es muy probable que la ayuda se extienda hasta después de la visita de Macri a Putin”.

“Suponiendo que en algún momento la Federación Rusa decida retirar el buque Yantar, la Armada dispone de medios de superficie para ir buscando y haciendo el barrido del fondo y el mapeo”, intentó tranquilizar el vocero naval, en declaraciones radiales.

Balbi agregó que “más allá del retiro o no de la cooperación internacional, la Armada continuará con la búsqueda, a pesar de que “nuestro talud y nuestra plataforma son muy complicados”.

Cuatro buques participaban ayer en el teatro de operaciones: el destructor ARA Sarandí, el transporte logístico ARA San Blas, el buque Yantar y el aviso ARA Islas Malvinas, que lleva a bordo al hermano del cabo principal Alberto Ramiro Arjona, uno de los 44 tripulantes del ARA San Juan.

El vocero de la Armada informó que el Yantar detectó tres contactos el 31 de diciembre y otros tres el 1° de enero, todos con resultados negativos, ya que se trataba de formaciones rocosas y no de indicios del ARA San Juan. Reveló que hubo un acercamiento con los familiares de los 44 tripulantes, lo que algunas voces atribuyen al cambio de autoridades en la fuerza, y recordó que la Armada sigue asistiendo a los familiares y que se mantuvo, incluso, el pago de los sueldos de los marinos desaparecidos.

fuente LA NACION

Comments

comments