La defensa de Ricardo Echegaray apeló el procesamiento en su contra dictado por el juez federal Julián Ercolini y sostuvo que el ex titular de la AFIP “no intervino personalmente” en la tramitación de planes de pago para el Grupo Indalo ni en la gestión de sus deudas. En otras palabras, dijo que no benefició al empresario Cristóbal López ni a su socio Fabián de Sousa.

“Echegaray no intervino personalmente (ni por interpósita persona) en la resolución” de planes de pago para las empresas de los ahora detenidos Cristóbal López y Fabián de Sousa, sostuvieron los abogados León Arslanian y Martín Arias Duval en la apelación.

El juez Ercolini procesó a Echegaray por supuesta “administración fraudulenta agravada, por haberse cometido en perjuicio de una administración pública”. Le endilgó haber permitido que el Grupo Indalo acumulara un rojo fiscal que terminó por superar, entre capital e intereses, más de $ 8000 millones, por la retención indebida del impuesto a la transferencia de los combustibles (ITC), que fue desviado hacia otras empresas.

Desde 2013, según reveló LA NACION, Echegaray otorgó a Indalo más de $ 2200 millones en planes especialísimos de pago para que evitara, de este modo, la acusación por evasión fiscal que debía iniciarle el ente recaudador.

fuente LA NACION

Comments

comments