El viejo Gioja no para de hacernos reír con sus ocurrencias, ahora grita que no quiere privilegios pero que no puede caminar cuatro cuadras, será que eso tampoco lo pensó cuando los enfermos y ancianos hacían cola a la madrugada para atención médica?

Comments

comments