La Iglesia transmitió al Gobierno su preocupación por el intento de modificar la ley de glaciares “con el fin de promover una mayor explotación minera en el área cordillerana”. Así lo expresó la Comisión de Pastoral Social, que encabeza el obispo de Lomas de Zamora, Jorge Lugones, en una carta abierta dirigida al ministro de Energía, Juan José Aranguren.

Alertados por la iniciativa, que según los obispos de la comisión contaría con el aval, incluso, del gremio minero, del Ministerio de Trabajo y de sectores industriales, Lugones advierte que “llama la atención que en un tema de tamaña incidencia no se mencionen los necesarios estudios y aprobación previas, por parte de las instituciones encargadas de velar por el adecuado manejo del ambiente”

 

fuente LA NACION

Comments

comments