SAN MIGUEL DE TUCUMAN.- La expresidenta provisional del Senado y actual titular del Partido Justicialista tucumano, Beatriz Rojkés de Alperovich, apuntó contra el gobierno de Mauricio Macri por la muerte de Facundo Ferreira, el niño de 11 años que recibió un balazo en la cabeza el jueves durante una persecución policial.

La esposa del exgobernador José Alperovich utilizó las redes sociales para referirse a este caso, que conmociona a los tucumanos.

“En los tiempos difíciles que corren, la erosión del tejido social que llevan adelante las políticas del gobierno nacional están demostrando sus efectos en nuestra provincia”, escribió en su cuenta de Facebook la exsenadora. Y agregó: “Comenzamos a ver el resultado del cambio de paradigma en educación, políticas sociales y de achicar el Estado, que tanto piden los aplaudidores del actual proyecto de país”. En su crítica al gobierno nacional, Rojkés sostuvo que “la exclusión, el Estado ausente, la falta de empatía, solo tienen este saldo”.

La esposa de Alperovich, quien gobernó esta provincia durante 12 años, entre 2003 y 2015, trazó una comparación entre la gestión de la expresidenta Cristina Kirchner y la actual administración de Cambiemos. “De ejemplo en materia de derechos humanos e inclusión, a esta naturalización de la pena de muerte y la baja de la imputabilidad, vaya si cambiamos!”, lanzó la exsenadora en su publicación, que generó numerosas críticas.

“Mientras escribo esto pienso en la legitimidad del accionar policial, pero ningún accionar legítimo en seguridad puede tener por saldo un niño de 12 años asesinado con un disparo por la nuca”, agregó la presidenta del PJ tucumano.

Rojkés de Alperovich sostuvo que en el país se viven “tiempos difíciles en los que las dificultades en la calle no se solucionan mordiendo fuerte y apretando el gatillo”. Y opinó que “la salida de este laberinto es política y solidaridad”. Por último, llamó a “extremar el profesionalismo y la prudencia para proteger la vida en la comunidad”.

No es la primera vez que Rojkés de Alperovich queda en el centro de las polémicas por sus dichos. En 2015, en medio del drama de las inundaciones que afectaron a Tucumán, fue filmada en el momento en el que insultó a un evacuado que le reclamaba soluciones al gobierno. “Yo no tengo una, tengo diez mansiones y estoy acá, vago de miércoles, pedazo de animal”, fueron las palabras que utilizó esa vez la exsenadora.

Antes, en mayo de 2012, Rojkés de Alperovich había cargado culpas sobre los padres de Mercedes Figueroa, una nena de seis años que fue asesinada y abandonada en una casilla. “No podemos tener al señor Estado a la par de la familia que está borracha y permite que una nena de 6 años ande sola”, expresó en esa oportunidad ante los medios.

Réplica de Cambiemos
La respuesta a las críticas de Rojkés de Alperovich por parte de Cambiemos no se hizo esperar. El legislador provincial Alberto Colombres Garmendia, del Pro, cuestionó las manifestaciones vertidas por la presidenta del PJ local.

“Pareciera que esta señora recién ahora descubre los sucesos de inseguridad que atosigaron la gestión de su marido y están desbordando a la ineficacia manifiesta de la actual administración. Culpar al gobierno nacional por el asesinato de este menor y utilizar políticamente su imagen es una infame canallada que proviene de alguien que demuestra la más pura hipocresía y bajeza al referirse a estos temas”, sostuvo el parlamentario. Y acotó: “Venimos de 14 años de gobiernos justicialistas que no se ocuparon en lo absoluto de cuidar a los tucumanos, hoy las calles se convirtieron en verdaderos pasajes a la muerte, la tranquilidad de los vecinos es una mera declaración vacía por parte de las autoridades y en lugar de buscar soluciones complejas para esta grave situación, tenemos que escuchar estas pavadas como cortinas de humo para justificar la torpeza e ineficacia de sus políticas que, a las claras, muestran señales de un fracaso rotundo”.

El hecho
Facundo Figueroa (la Justicia aclaró que ese era el apellido del niño de 11 años y no Burgos, como había consignado la Policía), murió el jueves a la madrugada al recibir un disparo en la nuca durante una persecución policial. Circulaba en una moto junto a otro menor de 14 años que, al declarar ante la Justicia, aseguró que él y Facundo habían estado participando de las picadas de motos que se realizan en el parque 9 de Julio de la capital tucumana y quedaron circunstancialmente en medio de un tiroteo entre la policía y seis jóvenes que circulaban en tres motos. Sin embargo, el relato de un testigo y las imágenes de cámaras de seguridad instaladas en la zona donde se produjo el tiroteo contradicen ese relato y demuestran que los menores formaban parte del grupo de motociclistas que escapaba de la policía. Además, las pruebas de parafina confirmaron que tanto Facundo como el menor de 14 años tenían restos de pólvora en sus manos, lo que confirmaría que dispararon contra los uniformados.

fuente LA NACION

Comments

comments