Casi aislado dentro del partido, el ex diputado nacional del radicalismo Ricardo Alfonsín está lanzado a dejar Cambiemos para consolidar un espacio con otros referentes con los que comparte origen.

Alfonsín en el progresismo
El dirigente radical se iría a una alianza centroizquierdista

Si bien hace unos días Alfonsín blanqueó su intención de que la UCR abandone Cambiemos para formar un frente progresista, hace tiempo que viene caminando el país y el territorio bonaerense con ese objetivo. No obstante, Rosario y Santa Fe suelen ser paradas recurrentes, donde ya no es una novedad sus charlas con el gobernador local, el socialista Miguel Lifschitz.

El 10 de marzo, el referente del histórico partido publicó en su twitter una foto de un encuentro. “Compartí en Rosario un café con @MiguelLifschitz. Tenemos que tender cada vez más puentes entre los que coincidimos sobre lo que queremos para nuestro país y su futuro”, decía el posteo.

Tampoco el gobernador esconde sus intenciones de promover un acercamiento con ese sector de la UCR. “2018 es el año para sentar las bases de un progresismo moderno e innovador, con una visión social y bien federal”, puso también en sus redes sociales junto a una fotografía de ambos. La buena también se puede leer en clave millennial: Alfonsín suele re-tuitear bastante al santafesino.

Además de ese mandatario provincial, está explorando una alianza con el GEN y con Evolución. Los sondeos están tan avanzados que hubo una reunión en Capital Federal entre Alfonsín, Lifschitz, Martín Lousteau y Margarita Stolbizer.

El cónclave fue confirmado a INFOCIELO por uno de los espacios intervinientes. Aunque no participó del mitin, Sergio Massa, si decide seguir fortaleciendo 1País, también podría ser un nombre a sumar. “No es excluyente”, afirma la misma fuente.

En tanto, consultado sobre estos movimientos, Juan Carlos Juárez, miembro del secretariado nacional del GEN, dijo que Alfonsín “está dispuesto a construir un espacio progresista que permita tener una mirada republicana”. Para el dirigente de Luján, es una opción “necesario”.

Durante el verano, Alfonsín no perdió el tiempo y recorrió varias ciudades. En la Provincia estuvo, al menos, en Burzaco, Mar del Plata, Nueve de Julio y Vicente López. Entre viaje y viaje lanzó críticas al presidente de la Nación, Mauricio Macri, por la venta de la estatal eléctrica Transener. Las quejas forzaron una respuesta –no una marcha atrás- del ministro de Energía nacional, Juan José Aranguren.

También fue muy duro con el posicionamiento de la Casa Rosada en el caso del policía Luis Chocobar. “Tanto que cuestionamos el populismo, hay que decirlo, el caso del policía enjuiciado desató estos días una suerte de torneo populista. Lo del Presidente no escapa a esta caracterización”, señaló.

En Nueve de Julio, justamente, está el exintendente Walter Battistella como uno de los aliados de Alfonsín en su búsqueda de un perfil más alto para su partido. El 24 de febrero lanzaron juntos en ese distrito de la cuarta sección electoral la Agrupación Raúl Alfonsín.

El hijo del exjefe de Estado también podría servir de ambulancia para aquellos radicales heridos que cedieron terrenos ante los candidatos del PRO.

Por ahora, la propuesta de abandonar el oficialismo no es compartida –públicamente, al menos- por casi ningún radical con cargo electivo. “Ni los seis diputados nacionales, ni los legisladores bonaerenses, ni los intendentes comparten la idea de dejar Cambiemos”, confió a INFOCIELO una fuente en el Congreso.

En la Juventud de la UCR tampoco cosecha apoyos esa postura tan extrema de dejar la alianza gobernante. La diputada y exintendenta de Chascomús Liliana Denot es quizá hoy la única que lo podría llegar a acompañar.

EA.

Comments

comments