La polémica sobre cómo Facebook gestiona los mensajes de Messenger se ha iniciado tras una entrevista de Mark Zuckerberg para Vox. En ella, explicó cómo tuvo conocimiento de mensajes sensacionalistas enviados a través de Messenger sobre la crisis de Myanmar. “Nuestros sistemas detectan lo que está sucediendo”, afirmó.

ESCANEA CONVERSACIONES DE MESSENGER
FACEBOOK ESCANEA CONVERSACIONES PRIVADAS

Las herramientas que escanean los chats de Messenger han sido diseñadas “para detectar rápidamente el comportamiento abusivo en la plataforma” y “son muy similares a las que otras compañías de Internet usan hoy en día”. Por el momento, la compañía no ha confirmado a EL PAÍS si Instagram y WhatsApp, que forman parte de la misma empresa, también cuentan con estas herramientas y escanean las conversaciones privadas.

En principio, Whatsapp decidió en 2016 cifrar sus mensajes y llamadas haciendo que estos sean completamente inaccesibles a cualquier usuario que no sean los propios interlocutores. “Nadie puede acceder al contenido de ese mensaje: ni los criminales, ni los hackers ni los regímenes opresivos. Ni siquiera nosotros mismos”, explicó entonces Jan Koum, cofundador de WhatsApp. Messenger también tiene una opción encriptada, pero los usuarios tienen que activarla.

La compañía está en el ojo del huracán por el caso Cambridge Analytica, que consiste en la fuga de datos de 87 millones de usuarios supuestamente aprovechada por la consultora Cambridge Analytics para afinar con perfiles psicológicos las estrategias de atracción de voto de la campaña de Donald Trump en 2016. Además, ha estado bajo escrutinio en las últimas semanas por la gran cantidad de información privada que recopila de los usuarios: desde las aplicaciones que tiene en el dispositivo al historial de llamadas y SMS.

Desde entonces, la compañía está trabajando para que sus políticas de privacidad sean más claras. La semana pasada anunció el rediseño de las opciones que permiten a los usuarios gestionar la privacidad de sus datos para que sean más fáciles de localizar y de usar. Además, este miércoles la compañía ha actualizado su política de datos y ha propuesto nuevos términos de servicio para aclarar que Messenger e Instagram usan la misma política de datos que Facebook. “Es mejor que expliquemos cómo combatimos el abuso e investigamos actividades sospechosas, incluso analizando el contenido que comparte la gente”, dijo Facebook en un comunicado.

La polémica sobre cómo Facebook gestiona los mensajes de Messenger se ha iniciado tras una entrevista de Mark Zuckerberg para Vox. En ella, explicó cómo tuvo conocimiento de mensajes sensacionalistas enviados a través de Messenger sobre la crisis de Myanmar. “Nuestros sistemas detectan lo que está sucediendo”, afirmó.

Las herramientas que escanean los chats de Messenger han sido diseñadas “para detectar rápidamente el comportamiento abusivo en la plataforma” y “son muy similares a las que otras compañías de Internet usan hoy en día”. Por el momento, la compañía no ha confirmado a EL PAÍS si Instagram y WhatsApp, que forman parte de la misma empresa, también cuentan con estas herramientas y escanean las conversaciones privadas.

En principio, Whatsapp decidió en 2016 cifrar sus mensajes y llamadas haciendo que estos sean completamente inaccesibles a cualquier usuario que no sean los propios interlocutores. “Nadie puede acceder al contenido de ese mensaje: ni los criminales, ni los hackers ni los regímenes opresivos. Ni siquiera nosotros mismos”, explicó entonces Jan Koum, cofundador de WhatsApp. Messenger también tiene una opción encriptada, pero los usuarios tienen que activarla.

La compañía está en el ojo del huracán por el caso Cambridge Analytica, que consiste en la fuga de datos de 87 millones de usuarios supuestamente aprovechada por la consultora Cambridge Analytics para afinar con perfiles psicológicos las estrategias de atracción de voto de la campaña de Donald Trump en 2016. Además, ha estado bajo escrutinio en las últimas semanas por la gran cantidad de información privada que recopila de los usuarios: desde las aplicaciones que tiene en el dispositivo al historial de llamadas y SMS.

Desde entonces, la compañía está trabajando para que sus políticas de privacidad sean más claras. La semana pasada anunció el rediseño de las opciones que permiten a los usuarios gestionar la privacidad de sus datos para que sean más fáciles de localizar y de usar. Además, este miércoles la compañía ha actualizado su política de datos y ha propuesto nuevos términos de servicio para aclarar que Messenger e Instagram usan la misma política de datos que Facebook. “Es mejor que expliquemos cómo combatimos el abuso e investigamos actividades sospechosas, incluso analizando el contenido que comparte la gente”, dijo Facebook en un comunicado.

Comments

comments