A partir de mañana, los extranjeros que compren activos financieros en la Argentina estarán sujetos al impuesto a la renta financiera como cualquier inversor local. Así lo dispuso el Decreto 279 publicado hoy en el Boletín Oficial, donde se detalla cuáles son los mecanismos que se aplican para poder cobrar el nuevo gravamen cuando el sujeto no tiene residencia fiscal en el país.

La decisión de cobrarle también a los extranjeros el impuesto a la renta financiera había generado bastante controversia, pero finalmente el Gobierno optó por ponerlo en igualdad de condiciones con el local. De esta forma, pagarán el 5% las ganancias derivadas de inversiones que realicen en pesos y 15% por las utilidades acumuladas en dólares.

El tributarista César Litvin explicó a Infobae: “Uno de los activos más importantes para esta resolución son las Lebac. Los inversores extranjeros que compren este tipo de instrumentos sufrirán una retención que correrá por cuenta del banco o la sociedad de Bolsa a través de la cual hayan realizado la compra”.

En el caso de los argentinos, el impuesto a la renta financiera está vigente desde el 1 de enero de este año. Sin embargo, estaba pendiente la divulgación del régimen de retención que se aplicaría sobre los extranjeros. Aún restan conocer los detalles respecto a cómo se hará para gravar a un extranjero que compra bonos argentinos pero en Nueva York o algún otro mercado internacional.

Se vienen más decretos reglamentarios

En las próximas semanas se esperan más decretos reglamentarios relacionados con el impuesto a la renta financiera, que se aprobó el año pasado como parte de la reforma tributaria.

Uno de los principales capítulos está relacionado con el revalúo, que permitirá llevar adelante una suerte de ajuste por inflación de los activos por única vez. Y habrá un año para ingresar en el régimen, pagando una alícuota del 10 por ciento.

Por otra parte, también en las próximas semanas se conocerán los detalles de la aplicación del impuesto sobre la compra y venta de inmuebles, que pasó a estar gravada con una alícuota del 15 por ciento. Sin embargo, aún restan muchos detalles para saber de qué manera se aplicará.

fuente INFOBAE

Comments

comments