La fiscal María Soledad Garibaldi, a cargo de la causa que investiga los abusos de menores de la pensión del club Independiente, dio a conocer algunos pormenores sobre el expediente.

“Estamos muy bien parados en la investigación, seguimos avanzando”, dijo Garibaldi, quien detalló que hay más de diez casos probados, cinco imputados -que se encuentran detenidos- y otros tantos que figuran como sospechosos.

“Vamos probando siempre teniendo en cuenta la etapa procesal en la que estamos —comentó—. El viernes hicimos dos cámaras gesell, de ahí surgieron cuatro hechos más y otro caso que sería de grooming”.

“Grooming es el primer contacto que hace una persona con fines sexuales hacia los niños y no necesariamente se tiene que consumar”, agregó y recordó que se trata de un delito penado con cuatro años de prisión.

La funcionaria judicial reveló cuáles son algunos de los mensajes que los investigados enviaron a los jóvenes de la pensión para tomar contacto con ellos. “Tengo varios que se presentan como representantes. Tres signos de pesos… ‘Hola, crack’, ‘qué facha tenés’. Le comentan alguna foto… Los tres signos de pesos se repiten en todas las conversaciones. O ‘qué lindas piernas tenés'”, contó.

Garibaldi aclaró que imputa el delito de abuso aún en casos donde la víctima tiene 18 años. “Para mí el consentimiento está viciado; más allá de la edad creo que tienen un perfil muy marcado que es el que buscaban estas personas, que es el tema de las necesidad que tiene y la vulnerabilidad, tienen todos la familia lejos…”.

También se ocupó de remarcar por qué estar a cargo de una causa de estas características no representa ningún temor para ella. “Mi beba de dos años estuvo tres meses internada, la operaron del corazón. Fue la bisagra de mi vida. Después de haber pasado por esa operación, que fue a corazón abierto, ese miedo que sentí no lo volví a tener”.

fuente INFOBAE

Comments

comments