En el día de ayer por la tarde se habría concretado un principio de acuerdo entre la empresa Carrefour y el sindicato de Empleados de Comercio, de acuerdo a lo que pudo saber Infobae.

“Los máximos directivos de Carrefour y la Federación Argentina de Empleados de Comercio y Servicios negociaron lo que nosotros creemos que es la salida menos costosa de esta crisis para que Carrefour siga funcionando”, afirmaron a Infobae fuentes cercanas a la Federación.

El director de Asuntos Corporativos de la empresa señalo a este medio que “mañana tenemos audiencia en el Ministerio de Trabajo y las negociaciones siguen abiertas. Este es un tema muy sensible y no hablaremos hasta llegar a un acuerdo. Cuando haya un consenso lo hablaremos con nuestros empleados y lo anunciaremos públicamente”.

Luego de la presentación, apertura y notificación formal del Proceso Preventivo de Crisis (PPC) en el Ministerio de Trabajo el lunes, ayer los directivos de la empresa y los gremialistas habrían mantenido un encuentro reservado. Los detalles ya estarían siendo analizados para cerrar el acuerdo en las próximas horas.

“El acuerdo incluye lo que nosotros pedimos, ya que no serán 2.700 los puestos de trabajo alcanzados por el ajuste sino que habrá retiros voluntarios para 1.000 trabajadores, ya que esa es la cifra que pidieron desde la casa matriz para equilibrar los números en rojo. Los retiros voluntarios serán entre el 110% y 150% del salario para los de mayor antigüedad que tienen en promedio más de 15 años y habrá otros trabajadores que se retirarán con jubilaciones anticipadas”, comento la fuente gremial a Infobae.

Entre los aspectos a discutir también está el cierre de sucursales. En principio, no habría cierre de locales.

Carrefour posee unas 605 bocas en 22 provincias repartidas de la siguente manera 7 maxis, 79 hipermercados, 126 markets y 398 express. Las únicas sucursales que podrían cerrarse son las que corresponden a propiedades alquiladas por la empresa.

Carrefour presentó tres ejercicios contables consecutivos en rojo, pero también utilizó como argumento el aumento de las tarifas de servicios públicos. Desde el sindicato señalan que solicitarán la reubicación de empleados sin local y que evitarán una escalada gremial en las localidades del interior.

Los sindicalistas habrían aceptado la reconversión de unos 15 hipermercados minoristas en mayoristas. Y rechazado una rebaja de los salarios porque, sostuvieron, implicaría menos aportes sindicales y una mayor conflictividad en el futuro.

Por lo pronto, hoy a partir de las 14, en el Ministerio de Trabajo se volverán a reunir los directivos de la empresa y representantes del Sindicato de Empleados de Comercio. Esta será la segunda reunión entre las partes luego que el lunes el ministerio de Trabajo habilitara la puesta en marcha de un Procedimiento Preventivo de Crisis (PPC). La novedad es que desde las 13 habrá una movilización de los trabajadores de supermercados a la sede de la cartera laboral.

Mario Amado, delegado Carrefour Warnes y sub secretario de Asuntos Internacionales de la Federación de Comercio, afirmó a Infobae que “las versiones sobre despidos generaron inquietud en el personal pero desde la empresa quieren dar tranquilidad a los trabajadores sobre el futuro laboral. Hablan de mantener las fuentes de trabajo y la sustentabilidad de la empresa, pero nosotros no aceptamos lo que la empresa viene solicitando desde enero que es el cierre de unos 11 locales y el despido de unos 2700 compañeros. En eso seremos inflexibles y por eso marcharemos al ministerio de Trabajo”.

Pero, de acuerdo lo que pudo saber Infobae, a esa movilización podría sumarse otra en los próximos días. El sindicato de Camioneros amenaza con realizar un paro que afectaría la distribución de los supermercados. Esto se debe a que hay unos 1500 trabajadores afiliados en el Sindicato de Choferes de Camiones que trabajan en Carrefour.

El sindicato que dirigen Hugo Moyano y su hijo Pablo Moyano ya advirtió que el ministerio de Trabajo los tendría que haber convocado a la reunión en la que comenzaron las negociaciones para abrir el PPC.

En la reunión que se desarrolló el lunes, los representantes del Ministerio de Trabajo comenzaron a buscar una solución al conflicto suscitado en Carrefour. En el encuentro, calificado como muy amigable por las partes, la empresa presentó todo lo referido para comenzar rápidamente a gestionar el PPC. “Este procedimiento permite a la empresa despedir o suspender trabajadores en el marco de la ley de Contrato de Trabajo con el articulo 245 que por lo general no se usa porque el sindicato pide mas del 100 % del valor del salario por año de indemnización por despido que le corresponde al trabajador o de hasta el 50 % del sueldo que prácticamente no se utiliza manifestó a Infobae el abogado laboralista Dr Pedro Echeverri.

El especialista destacó que en caso que la empresa presente 3 balances consecutivos con resultados negativos como los que presentó Carrefour ayer de los ejercicios contables 2015, 2016, 2017 el ministerio de Trabajo acepta la solicitud y se ponen en marcha todos los mecanismos para lograr la sustentabilidad de la empresa ya que se trata de un problema económico que finalmente finaliza con el despido de los trabajadores. “Está la posibilidad de la suspensión del trabajador pero eso es solo alargar la agonía y al que más perjudica es al trabajador, por lo tanto lo mejor es conseguir para el despedido una muy buena indemnización que en algunos casos puede llegar en hasta el 300 % más de lo que corresponde. Por lo general nunca se llega a pagar por la indemnización hasta el 50 % que quiere la empresa y lo que está claro es que se pide el procedimiento por un problema económico de la empresa”, explicó.

Los mismos actores que participaron en la reunión del lunes participarán en la de hoy. Por parte de la cartera laboral el Secretario de Trabajo, Horacio Pitrau, el Director Nacional de Relaciones y Regulaciones del Trabajo, Adolfo Saglio Zamudio y Karina Palacios, Directora Nacional de Asociaciones Sindicales; la empresa estará representada por Leonardo Scarone, Director de Asuntos Coorporativos y Recursos Humanos, y Diego Gonzalez, Director de Relaciones Laborales y también estuvieron los doctores Alberto Tomassone y Jorge Barbieri del sindicato de Comercio.

Hay que destacar que corresponde iniciar el PPC cuando se afecte a más del 15% de los trabajadores en empresas de menos de 400 trabajadores; a más del 10% en empresas de entre 400 y 1.000 trabajadores; y a más del 5% en empresas de más de 1.000 trabajadores. Cuando no se alcancen esos porcentajes, deberá iniciarse el trámite del Decreto N° 328/88.

Entre las medidas contempladas hay que señalar que el PPC deberá tramitarse con carácter previo a la comunicación de despidos o suspensiones por razones de fuerza mayor, causas económicas o tecnológicas. El 328 deberá iniciarse antes de disponer suspensiones, reducciones de la jornada laboral o despidos por causas económicas o falta o disminución de trabajo. El PPC, es una herramienta que integra la legislación laboral desde 1991. Este fija los mecanismos que deberán cumplir las empresas antes de producir despidos masivos y busca evitarlos a través de una mesa de diálogo tripartita con el Gobierno y los gremios.

El argumento de la empresa para solicitar el programa es que sufrió tres años de pérdidas y hay versiones sobre despidos y cierre de sucursales por un cambio en el modelo de negocios de la empresa que de acuerdo a fuentes de la misma ni tiene relación con el Plan Global de ajuste presentado en Europa en enero del año pasado.

“La compañía está atravesando una situación económica compleja tras tres años de pérdidas” y “la apertura de este diálogo, junto al Sindicato de Empleados de Comercio y el gobierno, le permitirá plantear un plan para reimpulsar su crecimiento”, dijo un comunicado de la firma francesa dado a conocer el jueves pasado.

Carrefour inició, el 23 de enero último, una reestructuración de sus operaciones a nivel global, que incluye cierre de bocas en París y el fin de las operaciones en algunos países de Europa. Pero fuente de la empresa manifestaron a Infobae que la situación de Argentina ni tiene que ver con el Plan Global que presentó en Europa la empresa.

El Plan Global presentado de todas formar incluye la reconversión de la linea de negocios minorista en mayorista. Carrefour es uno de los mayores empleadores del país con un total de unos 19.000 trabajadores. La empresa tiene 605 sucursales en todo el país y en 2014 había ampliado sensiblemente su oferta al comprar decenas de los locales de la cadena de minimercados “Eki”, aunque desde 2015 su porcentaje de ventas entre los supermercados retrocedió y hasta circularon versiones de la venta de algunas sucursales a empresas competidoras.

fuente INFOBAE

Comments

comments