El contador Víctor Manzanares, que trabajó durante años con la familia Kirchner, renunció a través de una nota a su cargo de síndico titular ante el Banco Santa Cruz en representación del Poder Ejecutivo con relación a las acciones Clase A.

La dimisión fue aceptada por el decreto 202 a partir del 20 de marzo pasado, pero recién fue publicada ayer en el Boletín Oficial de la provincia.

El histórico contador de la familia Kirchner se encuentra detenido desde julio del año pasado en la cárcel de Marcos Paz por orden del juez federal Claudio Bonadio por “obstrucción de justicia” en la causa Los Sauces. En marzo declaró en este caso e indicó que recibía órdenes de Cristina Kirchner. Y dijo, además, que fue “una burrada” cobrar los alquileres de los departamentos de Hotesur a sabiendas de que la sociedad estaba intervenida. Justamente por esa indicación que impartió a los inquilinos de que pagaran los alquileres en la cuenta de Carlos Sancho es que Manzanares quedó preso.

Manzanares fue, además, el perito de parte de la familia Kirchner en la causa por enriquecimiento ilícito que sobreseyó Norberto Oyarbide en 2009.

fuente LA NACION

Comments

comments