La firma Trafigura, interesada en comprar Oil Combustibles SA -propiedad de Cristóbal López– tiene sólo 48 horas para “manifestar si mantiene su compromiso asumido en el proceso de salvataje y la modalidad de pago que adoptará para atender la deuda preconcursal y el mecanismo para cancelar de forma íntegra la post concursal”, atendiendo que la AFIP dispuso para el primer caso un máximo de 12 meses y que “las condiciones impositivas son pocos alentadoras” para el principal activo del Grupo Indalo. El plazo lo fijó este jueves juez Javier Cosentino, a cargo del concurso preventivo de acreedores.

Después que los interventores judiciales -como adelantó Clarín-,se manifestaron con dudas sobre la solvencia y liquidez de la empresa de Trafigura, el juez pidió que en los próximos dos días el trader extranjero brinde certezas sobre cómo se haría cargo de la petrolera de López, nuevamente detenido por defraudación.

A la fecha, la AFIP le reclama a Oil una deuda preconcursal por encima de los $ 19.000 millones, contabilizando intereses y punitorios. La abultada cifra es parte de la causa donde a López y a su socio Fabián De Sousa se los acusó de haber defraudado al Estado al no pagar con la petrolera, el Impuesto a la Transferencia de los Combustibles (ITC).

Cristóbal López, a principios de abril, retirándose de los Tribunales.

Cristóbal López, a principios de abril, retirándose de los Tribunales.

La deuda original fue de $ 8.000 millones y la Justicia aseguró que con dichos fondos el empresario K financió su holding y adquirió nuevas compañías, entre ellas los medios de comunicación, hoy con concursos preventivos abiertos.

La maniobra de dejar de pagar el ITC se repitió después de abierto el concurso, acumulando una deuda superior a los $ 1.680 millones. Los plazos para cancelar todas las deudas con el fisco son acotados. En primer lugar, el dinero que no se tributó y que derivó en la causa penal podrá pagarse sólo en un máximo de 12 cuotas, como contó Clarín.

En el caso de la deuda post concursal, deberá hacerse en un único pago.

Por tal motivo, el juez Cosentino, en un escrito de cinco páginas al que accedió Clarín, pidió garantías y certezas financieras a Trafigura, la empresa que se anotó durante el cramdown (el proceso de salvataje) para evitar la quiebra de Oil.

“Como puntapié inicial, no es ocioso nuevamente insistir sobre la afectación que el paso del tiempo acarrea a este proceso universal que se presenta emblemático por su trascendencia, envergadura y, esencialmente, por su impacto económico y social“, indicó Cosentino, en referencia al incremento de la deuda a medida que corren los meses sin una solución.

Por otro lado, indicó que la ausencia de actividad comercial, sumado a la falta de ingresos genuinos “apareja un claro deterioro del activo concursal que aleja de a poco la posibilidad cierta de alcanzar una solución destinada a conciliar los múltiples intereses en juego”. Y en tal sentido, se señaló que el principal acreedor, dentro del marco del concurso y fuera de él, “es nada más ni nada menos que la AFIP“, lo que impone un “mayor resguardo en aras de preservar la renta pública, condición indispensable para el regular funcionamiento del Estado”.

Es por ello que Cosentino pidió una respuesta por parte de Trafigura Argentina S.A., única partícipe en el procedimiento de salvataje. “Es que las condiciones impositivas citadas, a mi modo de ver poco alentadoras, instan al Suscripto a requerir en esta oportunidad y antes de adoptar una decisión que defina la suerte de este proceso, una última intervención por parte de la firma interesada”, remarcó el juez comercial.

En consecuencia, se pidió que la empresa interesada se expida “concretamente si mantiene vigente el compromiso asumidoen relación al procedimiento de salvataje en que se encuentra actualmente inscripta”.

También, en caso de que continúe interesada en comprar Oil, que indique “la modalidad de pago que adoptará para atender la deuda impositiva preconcursal; y el mecanismo que arbitrará para cancelar en forma íntegra la deuda impositiva postconcursal”.

Asimismo, “deberá acreditar las decisiones asumidas por los órganos sociales destinadas a la adquisición de Oil Combustibles S.A. a través del proceso de salvataje en el cual aquí participa” y finalmente, deberá “demostrar, mediante la certificación contable de rigor, la solvencia de la firma, su liquidez o la posibilidad de acceder a aquélla, como así también los avales y garantías destinadas a asegurar la atención del pasivo concursal comprometido”.

FUNTE: Clarín

Comments

comments