Si unos meses atrás se produjo una situación impensanda pocos años antes – ex altos funcionarios kirchneristas como Julio De Vido y Amado Boudou en el banquillo de los acusados por causas de corrupción-, la escena se volverá habitual en unos pocos meses. En la segunda mitad del 2018 comenzarán varios juicios orales en los Tribunales de Comodoro Py que tienen como protagonistas a figuras emblemáticas del gobierno anterior, e incluso del menemismo.

El 11 de junio próximo, justo tres días antes de que cumpla dos años preso, comenzará el juicio contra José López por los bolsos con millones de dólares que revoleó sobre el muro del convento de General Rodríguez.

Ese día, el ex secretario de Obras Públicas deberá escuchar los cargos que le valieron un triple procesamiento por enriquecimiento ilícito por parte del juez Daniel Rafecas. Además de no poder justificar el origen de esos 9 millones de dólares, tendrá que explicar cómo adquirió su lujosa casa del dique Luján y el departamento en Recoleta en el que vivía una de sus hijas como inquilina. Para la Justicia, ambas propiedades son del ex funcionario, pese a que figuraban a nombres de dos empresarios que también serán juzgados como sus testaferros: Eduardo Gutiérrez, del grupo Farallón, y Carlos Gianni, de Turicentro.

Junto al ex segundo de De Vido estará la monja Inés Aparicio, acusada de encubrimiento. El juicio será llevado adelante por el Tribunal Oral Federal (TOF) 1 – que integran Adrián Grünberg, José Michilini y Gabriel Vega-, el que absolvió al ex vicepresidente Boudou por prescripción en la causa de los papeles truchos del Honda.

Las causas se asignan por sorteo entre los actuales ocho Tribunales Orales Federales. Hoy tienen cuatro vacantes lo que implica que para hacer un juicio, deben llamar a un juez de un tribunal vecino, lo que retrasa los debates orales. Cada uno fija su propia agenda según la carga de trabajo, y están además limitados por la disponibilidad de salas para audiencias -hoy hay solo dos- y la cantidad de testigos que tiene cada proceso, que pueden llegar a 200.

La venta de La Rural

El calendario de juicios orales en el segundo semestre del año no excluye a algunos protagonistas de la década del 90, como reflejo del rezago de la Justicia en llegar a una sentencia.

Una semana antes del inicio del juicio a José López, el 6 de junio, está previsto que comience el debate oral contra el ex presidente Carlos Menem y su súper ministro de Economía Domingo Cavallo por la venta irregular en 1991 del predio de La Rural de Palermo “a precio vil”. El caso fue enviado a juicio en 2015 por el juez federal Sergio Torres y el fiscal Carlos Stornelli. Estará a cargo del TOF 2, integrado por Jorge Gorini, Rodrigo Giménez Uriburu y Jorge Alberto Tasara.

Menem está siendo juzgado actualmente por el encubrimiento del atentado a la AMIA, también por el TOF 2 -pero integrado por Gorini, Costabel y Karina Perilli-, junto al ex juez Juan Galeano y el ex titular de la DAIA Rubén Beraja. Este proceso está ya en su etapa final.

La ruta del dinero K

Para cuando culminen las audiencias en las que Boudou está acusado de cohecho y negociaciones incompatibles en el juicio de Ciccone, y De Vido, de estrago culposo y fraude por la tragedia ferroviaria de Once, el TOF 4 deberá comenzar el juicio por la causa conocida como “la ruta del dinero K”. Tiene como principales imputados a Lázaro Báez, sus cuatro hijos, Leonardo Fariña, Federico Elaskar y Fabián Rossi, entre una veintena de acusados.

Todos fueron procesados por el juez Sebastián Casanello por lavado de dinero, en una causa iniciada en 2013 pero que se aceleró cuando se conocieron los videos de La Rosadita, en los que se veía a Martín Báez contando 5 millones de dólares en esa financiera de Puerto Madero. Lázaro Báez está detenido con prisión preventiva desde el 6 de abril del 2016.

Frente al TOF 4 no estará, por ahora, Cristina Kirchner. Si bien el fiscal Guillermo Marijuán y la Unidad de Información Financiera (UIF) pidieron su indagatoria, el juez Casanello sigue aún investigándola.

Las audiencias comenzarán entre octubre y noviembre, y serán conducidas por los jueces Pablo Bertuzzi, Gabriela López Iñiguez y Néstor Costabel. Se estima que durará un año. El fiscal será Abel Córdoba.

El fraude en la obra pública

Baéz y López deberán enfrentar otro juicio este año por la causa de fraude en la obra pública durante el kirchnerismo, en la que se investiga el direccionamiento de los contratos viales en Santa Cruz hacia el empresario patagónico.

Según una auditoría de Vialidad Nacional, Báez recibió durante el kirchnerismo obras por 46.000 millones de pesos, a valores actualizados. A su vez, el ex empleado bancario devenido en constructor al asumir la presidencia Néstor Kirchner, fue el principal inquilino de los hoteles de los Kirchner y, junto a Cristóbal López, de las propiedades de la inmobiliaria familiar.

Este juicio genera mucha expectativa porque entre los acusados estará por primera vez la ex presidenta Kirchner. La acompañarán De Vido y otros ex funcionarios de su gobierno como el ex director de Vialidad Nelson Periotti y el ex subsecretario de Obras Públicas Abel Fatala, entre otros.

Este expediente – impulsado por el juez Julián Ercolini y los fiscales Gerardo Pollicita e Ignacio Mahiques- es considerado la “causa madre” de los procesos contra la ex mandataria. Ercolini la acusó de ser “jefa de una asociación ilícita” y de “montar una organización criminal” para la “sustracción de fondos públicos a través de la asignación discrecional de prácticamente el 80% de las obras viales a favor del Grupo Austral”, de Báez.

El juicio comenzaría para diciembre y estará a cargo del TOF 2. El fiscal será Diego Luciani. Por la cantidad de acusados se extenderá hasta avanzado el año electoral. Habrá que ver si este proceso influye en la decisión de la actual senadora de Unidad Ciudadana de presentarse como candidata en 2019.

Los otros dos juicios de CFK

Cristina Kirchner tiene otros dos juicios orales pendientes, aún sin fecha. Uno es el de la firma del Memorándum con Irán, abierto a partir de la denuncia del fallecido fiscal Alberto Nisman. En esta causa, tiene un pedido de desafuero del juez Claudio Bonadío para detenerla. Si bien fueron liberados Carlos Zannini y Luis D’Elía, siguen presos el ex líder de Quebracho Fernando Esteche y el lobista de la comunidad iraní Jorge Yussef Khalil.

El proceso oral no tiene aún fecha de inicio pero está previsto para fin de año. Lo llevará adelante el TOF 8, integrado por Gabriela López Iñíguez, José Michilini (en reemplazo de Nicolás Toselli que se excusó por ser familiar de un ex funcionario de la Cancillería) y Sabrina Namer. Esta última fue recusada por dos familiares víctimas de la AMIA por haber sido ex fiscal integrante de la UFI–AMIA en reemplazo de Nisman, y seguir una línea de investigación diferente a la del fiscal fallecido. El recurso debe ser resuelto por la Sala IV de la Cámara de Casación Penal.

El otro debate oral que deberá enfrentar la ex mandataria es por la defraudación en la venta de dólares a futuro a un precio inferior al de mercado, con el consecuente perjuicio económico para el Estado. Como no tiene detenidos, se estima que no comenzará hasta principios del 2019 y lo llevará a cabo el TOF 1. Entre los acusados figuran el ex ministro de Economía y el ex titular del Banco Central, Alejandro Vanoli.

La mafia de los medicamentos

Por otro lado, el 16 de agosto el TOF 5 tiene previsto comenzar el juicio por la “mafia de los medicamentos”, con implicancias en el financiamiento de la campaña electoral 2007 del kirchnerismo.

Entre otros, será juzgado el ex titular de La Bancaria Juan José Zanola, por la adulteración de fármacos para los afiliados y el cobro de subsidios indebidos por remedios de alto costo que la obra social de los bancarios le facturaba al Estado. En la causa está acusado también -pero por lavado- Ibar Pérez Corradi, actualmente detenido por tráfico ilegal de efedrina. Por este otro expediente, este empresario aguarda fecha de inicio para el juicio oral que comenzará también en la segunda mitad del año.

El enriquecimiento de Jaime

En tanto, el TOF 6 ya fijó el 1 de octubre para comenzar el juicio contra el ex secretario de Transporte de Néstor Kirchner, Ricardo Jaime, por enriquecimiento ilícito, peculado y el otorgamiento de subsidios al Belgrano Cargas. Este ex funcionario se convirtió en el primer detenido kichnerista y lleva más de dos años preso.

La intención de los jueces José Martínez Sobrino, Julio Panelo y Fernando Canero es avanzar procesalmente antes de esa fecha, para sumar al juicio la compra millonaria de trenes chatarra a España y Portugal. De ser así, en esta causa también será juzgado De Vido, preso desde el 25 de octubre pasado, pero por fraude en la mina de Río Turbio. La fiscal del juicio será Gabriela Baigún.

Sin el protagonismo mediático y el poder de influencia de los 12 Tribunales Federales de primera instancia, los Tribunales Orales Federales tendrán la tarea este año de llegar a una sentencia para definir si ex funcionarios son culpables o inocentes. Colapsados y con falta de mayores recursos físicos, tecnológicos y humanos, intentarán recuperar – al menos en parte- la vapuleada credibilidad de la Justicia.

fuente INFOBAE

Comments

comments