En medio de una jornada convulsionada por la alta subida del dólar, Elisa Carrió pasó ayer por la Casa Rosada. “Es razonable un dólar a 21 por las exportaciones y ya va a bajar. Nos tenemos que acostumbrar a estas fluctuaciones porque ocurre en todo el mundo por las políticas de Trump y la guerra comercial que hay”, dijo a la salida.

Al hablar sobre impacto de la suba de la divisa norteamericana en los precios, recordó cuando llamó a los consumidores a no comprar en supermercados. “Yo no fui más al supemercado. ¿Saben qué problema tienen los supermercados? Que no venden. ¿Saben por qué? Porque estafan. Los ciudadanos tenemos que buscar mercados. En los países que conozco la gente está de un lugar a otro y premia al que cobra menos. Nosotros compramos en cualquier lado y nos quejamos”.

“No me preocupa el dólar, me preocupa la inflación”, remarcó Carrió.

“Hay una corrida a nivel mundial que es producto de la política de la guerra comercial mundial. Pero para mi está todo bien. No hay que alarmarse, tenemos que acostumbrarnos a estas fluctuaciones del dólar”, afirmó Carrió en diálogo con los periodistas. Y agregó: “A los de afuera lo que les da miedo es el regreso del kirchnerismo. Se preguntan si vamos a poder gobernar porque le temen a una vuelta del kirchnerismo”.

No pueden hablar quienes se robaron el pais y vaciaron el Banco Central de manera fraudulenta.

“Tuve una charla con Aranguren y me fue muy bien. El tema tarifas está bien compensado por el aplanamiento para compensar los meses de mas gastos. Además hay 15 millones de hogares con tarifa social. Quedamos en que se activen los controles, el trato al usuario, se suben los montos de las multas”, explicó.

Y por último se refirió a las últimas apariciones públicas del ex ministro de Economía, Domingo Cavallo. “Es una antigüedad enorme. El que nos llevó al mayor quiebre de este país fue Cavallo cuando lo denuncié por traición a la patria”.

Según explicaron a Infobae fuentes cercanas a Carrió, la diputada, que llegó ayer de Estados Unidos, fue a la casa de Gobierno para ver a Fernando Sánchez, un dirigente de su riñón que era diputado pero que ahora trabaja en la jefatura de gabinete.

En diálogo con la prensa, confirmó que no se reunió ni con Mauricio Macri ni con Marcos Peña.

Previo a esto, lo fue a ver a Juan José Aranguren por el tema tarifas. Carrió había sido una de las impulsaras de la reunión entre todas las partes de Cambiemos para llegar a un acuerdo para paliar el aumento en los servicios públicos.

También aclararon que la dirigente no estuvo reunida con el equipo económico de Nicolás Dujovne, algo que había trascendido en un primer momento.

En sus redes sociales, Carrió publicó una foto junto a Fernando Sánchez: “Hoy me reuní con el secretario de Fortalecimiento Institucional de la Casa Rosada”, escribió.

En su visita, también estuvo un tiempo breve con Fulvio Pompeo, secretario de Asuntos Estratégicos.

fuente INFOBAE

Comments

comments