Opositores encarcelados en la sede del Servicio Bolivariano de Inteligencia (Sebin) en Caracas denunciaron que este miércoles fueron golpeados por uniformados y presos comunes, por lo que decidieron tomar las celdas del edificio.

Los detenidos de la oposición al gobierno de Nicolás Maduro​ fueron agredidos cuando protestaban contra las condiciones de reclusión y exigían la libertad para quienes poseen orden de excarcelación, según denunciaron dirigentes políticos y una ONG.

Como consecuencia, los presos lograron difundir videos y fotos desde la cárcel que muestran a uno de ellos, Gregory Sanabria, con lesiones en la cara producto de la golpiza.

A su vez, exigieron la presencia de una comisión conformada por “la Conferencia Episcopal, la Cruz Roja, la comunidad internacional y por la Comisión de Derechos Humanos de la Asamblea Nacional”.

En ese contexto, el fiscal general de Venezuela, Tarek William Saab, informó que “ante los hechos acaecidos hoy en la sede del Sebin Helicoide, instruimos a una comisión del Ministerio Público para que se trasladara a dicho recinto”.

“En tal sentido esa delegación conversó con una representación de los privados de libertad y así atender sus peticiones”, dijo Saab a través de su cuenta de Twitter.

“De la conversación realizada entre representantes del Ministerio Público y los privados de libertad manifestamos la voluntad de realizar las respectivas coordinaciones con las autoridades competentes, sistema penitenciario y de justicia a objeto de resolver la situación planteada”, agregó en otro mensaje.

Sin embargo, negó que el Ministerio haya recibido denuncias formales en la visita de una comisión al Helicoide, el edificio policial.

Tras horas de incertidumbre, en una entrevista nocturna con CNN en Español, Saab aseguró que la situación ya “está bajo control”.

“Gregory Sanabria, uno de los presos políticos, ha sido brutalmente golpeado” y “aparentemente varios de nuestros presos han sido sometidos a torturas”, había declarado temprano a periodistas, frente a la instalación, la parlamentaria opositora Delsa Solórzano.

Familiares de los detenidos pedían información, al tiempo que se difundían en las redes sociales imágenes de las consecuencias de los golpes recibidos por Sanabria, detenido en 2014 en el marco de protestas que buscaban la salida del poder de Maduro.

Allí está arrestado el estadounidense Joshua Holt, un mormón acusado de posesión de armas de guerra y presuntos planes para desestabilizar al gobierno del presidente Nicolás Maduro.

La embajada de Estados Unidos en Caracas expresó su “preocupación”, porque “Holt y otros ciudadanos estadounidenses están en peligro”. El propio Holt, en un video difundido por redes sociales, había pedido “auxilio”.

Los presos, según Solórzano, protestaron pidiendo libertad para quienes poseen orden de excarcelación, el traslado a tribunales para quienes aún no se les abre juicio y atención médica.

Por su parte, el director de la ONG Foro Penal, Alfredo Romero, afirmó que hubo varios heridos, sin precisar el número.

En el Helicoide están 54 de los 338 opositores encarcelados que contabiliza Foro Penal. “Veinte tienen libertad bajo fianza y no se les ha otorgado”, acotó Romero.

A relative of an inmate cries outside a detention center of the Bolivarian National Intelligence Service (SEBIN), where a riot occurred, according to relatives, in Caracas, Venezuela May 16, 2018. REUTERS/Carlos Garcia Rawlins
Un pariente de un recluso llora afuera del centro de detención (Reuters/Carlos Garcia Rawlins)

Patricia Gutiérrez, esposa del detenido exalcalde Daniel Ceballos, denunció que Sanabria habría sido golpeado por presos comunes, lo que originó la protesta de los opositores, a la que -asegura- policías respondieron con gases lacrimógenos y perdigones.

El poderoso dirigente oficialista Diosdado Cabello, número dos del gobernante Partido Socialista Unido de Venezuela (PSUV) tras Maduro, desestimó las acusaciones. “Andan buscando pelea, tratando de llamar la atención, pero no nos vamos a equivocar”, dijo en su programa en la televisora estatal VTV.

Fuente: AFP y EFE

Comments

comments