Falta más de un año para que concluya el mandato de Mauricio Macri, pero la próxima elección presidencial ya es objeto de especulaciones desde hace rato. La expectativa se alimenta, sobre todo, ante la posibilidad de que el líder de Cambiemos aspire a una reelección, aunque por momentos suene en algunos pasillos del poder el nombre de María Eugenia Vidal como posible continuadora del proyecto oficialista. Es fácil: la gobernadora bonaerense es hoy la dirigente con mejor imagen de la Argentina.

Sin embargo, cuando el periodista Luis Novaresio le preguntó a Marcos Peña por la eventual candidatura de la mandataria, el jefe de Gabinete lo descartó sin titubear y usufructuó la respuesta para apuntalar la figura del Jefe de Estado, que acaba de atravesar uno de sus momentos más difíciles.

“María Eugenia ha sido muy clara al igual que Horacio (Rodríguez Larreta). A priori, lo que quieren hacer es seguir trabajando en la transformación de sus distritos”, dijo Peña.

“¿El proyecto es descartado?”, repreguntó Novaresio. “Sí, es lo natural —respondió el funcionario—. Nuestro foco hoy está puesto en trabajar en nuestros mandatos, todavía nos queda un año y medio. Estamos convencidos del rumbo en el que estamos y del liderazgo de Mauricio Macri. Ojalá que llegado el tiempo eso continúe por voluntad de la gente”.

En el cierre del primer día de Nicolás Dujovne como súper ministro -tiene injerencia en nueve ministerios-, el jefe de Gabinete explicó que se decidió fortalecer el rol del titular Hacienda “para que pueda articular internamente con todo el equipo económico” en el contexto de las negociaciones con el Fondo Monetario Internacional. “También planteamos a (Rogelio) Frigerio como responsable de la negociación política para llegar al acuerdo que nos permita superar las trabas que tenemos hace tiempo en la Argentina”, agregó.

A continuación, las frases más destacadas del reportaje:

“Entendemos que Quintana fue transparente y dijo desde el primer momento que no tiene responsabilidad ni injerencia en la empresa de la que fue parte. Él se abstuvo de tratar temas de salud y medicamentos por las dudas. Hay una normativa específica para conflictos de intereses para prevenir estas cuestiones: antes ni sabíamos, hoy trabajamos para prevenirlo”.

“Cada momento tiene su particularidad. Los primeros tres cuatro meses fueron más difíciles. Teníamos que restablecer la confianza de mundo sobre la Argentina, restablecer un Estado devastado en su instrumental. Había una oposición que recién se iba y ni siquiera reconocía la existencia del Gobierno”.

“El mayor desafío con Cristina y el kirchnerismo es que no parecen coincidir con el diagnóstico. Entonces es muy difícil. Hoy no toman en cuenta los indicadores del Indec como base para discutir, ni el Presupuesto. Si no partimos de ahí, es muy difícil ponernos de acuerdo”.

“Carrió es una socia fundadora, una persona que valoramos y respetamos enormemente. Vio la necesidad de conformar Cambiemos. Se le dio la razón en muchas cosas que ella planteaba. Marca una agenda en muchos temas.
A veces estamos de acuerdo, otras no”.

“La ley (que limita la suba de tarifas) no es constitucional ni federal. Dijimos en campaña teníamos que ir a un sistema más justo y equitativo y subsidiar a los que más lo necesitaban, no a todo el mundo. La ley es un retroceso. Y los gobernadores fueron claros: no es una facultad del Congreso la política tarifaria”.

“El 28 de diciembre, a la larga, puede haber deteriorado la percepción de autonomía del Banco Central. Fue una decisión compartida. Hoy la meta sigue siendo la misma. El BCRA definirá el ritmo de la velocidad de la inflación y lo comunicará en función del nuevo acuerdo con el Fondo, que definirá nuevas metas fiscales”.

fuente INFOBAE

Comments

comments