En medio de las denuncias por irregularidades en el INCAA y los subsidios millonarios a artistas K, el ministro de Cultura, Pablo Avelluto, cuestionó sin eufemismos la marcha convocada por los actores para el 25 de Mayo y aseguró que muchas veces “han sido una herramienta de propaganda” para el kirchnerismo.

“Están perdiendo el sentido común de la época. Se han convertido en un artefacto, como podría ser un televisor en blanco y negro, son un objeto de otra época. Y sienten nostalgia de lo que han perdido”, criticó el ministro durante una entrevista en el programa La Cornisa (América).

Distintos sectores del kirchnerismo en el palco de la marcha contra el FMI y el Gobierno, este viernes en el Obelisco. Foto Mario Quinteros
La marcha en contra del FMI convocado por actores en el Centro.

“Ellos están viendo otra película, creen que estuvieron haciendo una revolución que nadie más vio, salvo ellos”, agregó sobre la marcha contra el FMI convocada por artistas K, entre ellos Pablo Echarri, Nancy Duplaá, Juan Palomino, Gerardo Romano y Daniel Fanego.

Pablo Echarri fue uno de los impulsores de la movilización del 25 de Mayo.

Consultado por la “masividad” de la movilización, Avelluto hizo un curioso paralelismo: “Cuando era chico me acuerdo que veía las manifestaciones del partido comunista, que eran contundentes e imponentes, y después eran todos los que estaban. No había más de lo que se veía”.

El funcionario además coincidió con el titular del Sistema de Medios, Hernán Lombardi, quien había afirmado que el kirchnerismo duro se escondía detrás de los artistas. “Es un error y un horror de la política cultural y mediática del Gobierno anterior la utilización de los intelectuales y artistas como herramientas de propaganda”, apuntó. Y agregó: “Algunos se beneficiaron económicamente y otros tuvieron ingenuidad y candor”.

Con respecto a las irregularidades en el INCAA, el ministro se mostró optimista con la intervención de la Justicia: “Hubo mucho dinero manejado discrecionalmente, gente que hacía películas y no las terminaba, gente que no hacía la película… Vemos con mucha satisfacción este procesamiento masivo del juez Bonadio, porque entre las cosas que están cambiando está también el cuidado de la plata publica”.

En este sentido, el también escritor y periodista se refirió al despido de Alejandro Cacetta como titular del INCAA: “Yo le pedí la renuncia porque no había ido a fondo contra la corrupción. A partir de ahí lo más importante es que creamos una oficina de transparencia y, tras la denuncia que se conoció en abril, en una semana ya teníamos pagos frenados, empleados suspendidos y echados”.

fuente CLARIN

Comments

comments