Una veintena de detenidos en la comisaría segunda de Bernal, en el partido bonaerense de Quilmes, se amotinaron en la noche del jueves para exigir el traslado a otros centros penitenciarios, debido a las malas condiciones en las que están alojados en esa dependencia de la Policía de la provincia.

De acuerdo al relato de los testigos y familiares que estuvieron apostados en la puerta de la seccional -ubicada sobre la calle Belgrano- los 23 arrestados comenzaron con el incidente cerca de las 20, en reclamo por supuestas condiciones de hacinamiento en el lugar.

Al lugar acudieron personal de Bomberos, del servicio de asistencia médica, además de efectivos del cuerpo especial de la Policía Bonaerense, y del Ministerio Público bonaerense.

Pasada la medianoche, la policía comenzó a trasladar a nueve detenidos y , cerca de las 3, la situación quedó normalizada, cuando los otros 14 aceptaron quedarse en el lugar.

En diálogo con TN, Hugo Guerrero, abogado de uno de los detenidos, explicó la situación: “Se acordó con el fiscal y las autoridades el traslado a distintas comisarías que eligieron los propios internos”.

Y agregó que la acción de los prisioneros “fue un reclamo por las condiciones de superpoblación en los calabozos; no estaban cómodos, muy encimados”.

fuente CLARIN

Comments

comments