El camino elegido llevará indefectiblemente a la reelección del presidente Mauricio Macri . Así, sin dudar, cuando aún el Gobierno transita una crisis económica que ya les costó el cargo a tres importantes colaboradores del presidente Mauricio Macri , el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , el nuevo hombre fuerte del Gobierno, les bajó un mensaje cargado de esperanza a los capitanes del ejército electoral macrista.

En medio de la tormenta cambiaria , que aún no está resuelta y que eyectó a dos ministros – Francisco Cabrera y Juan José Aranguren – y al presidente del Banco Central Federico Sturzenegger de sus cargos, Pro se reunió para lamerse las heridas, cerrar el discurso y empezar a transitar el camino que, esperan ellos, terminará con la reelección de Macri el próximo año.

La conducción macrista se reunió ayer en un hotel del centro porteño con el objetivo de arengar a los presidentes del partido en el interior. Hubo catarsis, se reconocieron los problemas que enfrenta la administración nacional, pero principalmente se puso el foco en lo que viene, la elecciones de octubre de 2019.

“Hacía falta…”, reconoció uno de los testigos del encuentro.

Palabra de ministro
Una de las voces más esperadas fue la de Dujovne. El ministro coordinador del equipo económico hizo un repaso de los dos años y medio del Gobierno, contó detalles del acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI) y anticipó que la economía tardará al menos cuatro meses en recuperarse.

Pese al complejo panorama -que según relató Dujovne es producto de la sequía, la suba del petróleo y el alza de las tasas de interés en Estados Unidos-, dejó un mensaje de esperanza en el futuro. Según relataron testigos de la reunión, Dujovne sostuvo que “los próximos cuatro meses serán complicados”, pero que la situación económica “del año que viene será positiva y permitirá la reelección” del Presidente.

El encargado de abrir el encuentro fue el presidente del partido y senador nacional, Humberto Schiavoni; después hablaron el jefe de gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta , y la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal .

Tanto Rodríguez Larreta como Vidal reconocieron los problemas que atraviesa el gobierno nacional e hicieron hincapié en “seguir cerca de la gente”.

Rodríguez Larreta también ratificó su voluntad de llegar a un entendimiento con el diputado nacional Martín Lousteau y la UCR porteña para constituir Cambiemos en la ciudad de Buenos Aires.

A su turno, la mandataria bonaerense trazó un paralelismo entre los primeros años de Mauricio Macri al frente del Ejecutivo porteño y las dificultades actuales.

En ese sentido, Vidal recordó la primera gran inundación que le tocó vivir como funcionaria de la ciudad y reconstruyó cómo salieron fortalecidos de esos problemas.

“Fue importante la presencia de las figuras nacionales de Pro y destacamos los esfuerzos del equipo para no interrumpir el circuito virtuoso de la recuperación económica”, destacó Schiavoni.

Además estuvieron presentes el jefe de Gabinete, Marcos Peña; el ministro del Interior, Rogelio Frigerio; el secretario general de la Presidencia, Fernando de Andreis; el jefe de asesores de la Presidencia, José Torello; el jefe de Gabinete bonaerense, Federico Salvai, y el vicepresidente primero de la Legislatura porteña, Francisco Quintana.

Preelectoral
Cuando faltan semanas para la largada de la campaña para los próximos comicios, los representantes del macrismo en el interior expresaron su “preocupación” frente al escenario político y económico que enfrentan.

Por eso los esfuerzos de la conducción de Pro estuvieron puestos en bajar un mensaje de optimismo de cara al futuro.

“El cimbronazo se sintió, pero la crisis se va a encauzar y nos vamos a recuperar”, fue el mensaje, según confió uno de los asistentes al cónclave en el que se presentaron los planes de trabajo de las secretarías de Relaciones Institucionales, Políticas Públicas y de la Mujer.

El cierre quedó a cargo de Marcos Peña, quien trazó una hoja de ruta de lo que viene y planteó las prioridades del Gobierno. Además, el ministro coordinador aseguró que el Gobierno no atraviesa una crisis profunda y los convocó “a estar unidos”. Fue una “arenga” para fortalecer a la tropa.

El próximo paso será un encuentro con los socios de Pro en la coalición: el radicalismo y la Coalición Cívica. Será el 2 del mes próximo, cuando se reúna la mesa nacional de Cambiemos. En el último encuentro, hace 18 días, en Salta, tras el veto a la ley de tarifas, el jefe del Estado habló de la herencia recibida, que definió como “un camino con obstáculos”, pero dijo que se había logrado alejar al país del “precipicio”. Con un discurso focalizado en lo que viene, Macri buscó dar una señal de que los problemas habían quedado atrás, algo que no sucedió.

fuente LA NACION

Comments

comments