La Justicia investiga el caso de un sindicalista que este lunes irrumpió en un comercio de La Matanza, provincia de Buenos Aires y amenazó a sus dueños por abrir en el día del paro general de la CGT.

​Se trata de un local de cotillón, a donde dos hombres ingresaron por la tarde e increparon a los trabajadores, que se resistieron y decidieron filmarlos para hacer pública la extorsión.

En el video, publicado por el canal Todo Noticias, se puede ver a un hombre vestido con una campera de Racing que le dice a un joven: «Si yo me hago el malo, ¿qué? Pendejo de mierda».

De inmediato, la dueña del cotillón enfrentó al agresor y mientras lo filmaba con un celular, le dijo: «¡¿Qué se creen, matones? No estamos en dictadura, eh!».

«Acá no vengan a hacerse los malos. ¡Somos los dueños y hacemos lo que nosotros queremos!», le aseguró la mujer, como si supiera de quién se trataba.

Pese a la ausencia de transporte público, abrieron muchos comercios porteños

«Está bien, corazón. ¿Qué más querés? Decime», le respondió el hombre de la campera de Racing, con un tono de soberbia. Y la mujer, ya a los gritos, le dijo: «¡Que te vayas de mi negocio, eso quiero!».

Y mientras el hombre se volvía hacia la puerta, amenazó: «Ahora vas a ver… vos querés tener consecuencias». Mientras tanto, en el fondo se podían escuchar al joven enojado por la situación que acababa de vivir.

«¿Qué consecuencias voy a tener si los matones son ustedes?», le recriminó la dueña. A lo que el hombre, antes de retirarse del lugar, le advirtió: «Te avisamos, eh».

Comments

comments