Rodolfo Urtubey, el senador del PJ y hermano del gobernador de la provincia de Salta, trazó ayer un diagnóstico del estado del debate sobre el proyecto de aborto legal en la Cámara alta: “Somos mayoría quienes estamos por la negativa”. Así lo hizo en el marco de una reunión organizada por el Colegio de Abogados de la Ciudad de Buenos Aires.

“Hoy yo creo que hay una mayoría que no está conforme con el proyecto con dos versiones: un grupo que se opone en lo sustancial, es decir al aborto libre, y otro grupo que se opone a cuestiones más instrumentales. Entre ambos grupos, hoy somos mayoría negativa”, destacó el abogado, durante una entrevista pública con Carlos Pagni.

A lo largo de la charla, el exjuez dio definiciones sobre el Consejo de la Magistratura (que actualmente integra), habló del pliego de Inés Weinberg de Roca, el narcotráfico en el norte, la política judicial del Gobierno y hasta tuvo la oportunidad de afirmar que su hermano, Juan Manuel Urtubey, “tiene todas las condiciones para ser un buen candidato” a presidente.

Respecto del pliego de la candidata a procuradora general de la Nación de Mauricio Macri, el senador adelantó que “hay mucha expectativa”, dado que no sería una candidata “natural al cargo”. En esa línea, señaló que la jueza del Tribunal Superior porteño tendrá que presentar en las audiencias del Senado qué plan tiene para liderar la transición que debe atravesar el Ministerio Público Fiscal, con el modelo acusatorio. “Va a ser interesante, veremos cómo demuestra esta idoneidad”, subrayó.

Fiel a su formación, no esquivó las preguntas sobre el Poder Judicial que integró más de una década. Respecto de la ya conocida imagen negativa, señaló como factores determinantes la “politización de la Justicia” y la “judicialización de la política”. “Esto termina con un juez acusado de progobierno o de articulador de la oposición”, sostuvo.

Para el senador, la consecuencia directa de ese escenario es la tentación de todos los gobiernos de “tener jueces propios”. “La Justicia Federal ha sido un campo de combate de esta visión. La politización de la Justicia es un cáncer”, lanzó.

Al mismo tiempo, Urtubey celebró las auditorías y remarcó: “Deberían ser una cosa de todos los días”. Con el transcurso de la charla, fue consultado por el pedido de juicio político del presidente de la Corte Suprema, Ricardo Lorenzetti, de la diputada Elisa Carrió. “No puede estar en acusación de juicio político de manera constante”, contestó, luego de calificar el pedido de la líder de la Coalición Cívica de “liviano”.

Sobre la política judicial del Gobierno, el exjuez destacó que tiene una visión positiva”. En ese sentido, destacó el nombramiento de magistrados de “calidad”, como Guillermo Yacobucci y Carlos Mahiques. Eso sí, fue cauteloso sobre los traslados de la Cámara Federal y abogó porque se respete la “sana doctrina” de la Corte Suprema, para que no haya prejuicio de “jueces alfiles del Gobierno”.

fuente LA NACION

Comments

comments