Sin reconocerlo abiertamente, el Gobierno comienza a ratificar con hechos una nueva pauta salarial. Se firmó ayer en la sede del Ministerio de Trabajo la paritaria del Sindicato de Trabajadores de Industrias de la Alimentación con un aumento anual del 24 por ciento, que se concretará en tres pagos y que contempla dos cláusulas de revisión (en enero y marzo del año que viene).

La suba salarial beneficiará a unos 100.000 trabajadores y forma parte del puñado de acuerdos salariales que rompieron el límite trazado inicialmente por el Gobierno. El gremio de la Alimentación, que encabeza Rodolfo Daer, logró además un 1,5% adicional por el trato de 2017, que contaba con cláusula gatillo por inflación.

De esta manera, hubo un giro en la estrategia oficial. Esta vez no hubo reparos ni presiones de los funcionarios del Ministerio de Trabajo para evitar que la paritaria cierre por encima de las proyecciones iniciales. “No hubo objeciones si la suba era de 26, 25 o 24”, reconoció Daer.

En el Gobierno observan como una cifra razonable el aumento salarial del 25% que acordó la semana pasada el jefe de los camioneros, Hugo Moyano, al considerar que la inflación anual cerraría por encima del 27%. Estiman que el trato de los camioneros podría ser la pauta de referencia cuando se abra el período de “adecuaciones” de aquellos sindicatos que sellaron paritarias en el 15%, en línea con las proyecciones inflacionarias oficiales previas a la devaluación. Ahora, tras el decreto presidencial que habilitó un 5% adicional, la pauta oficial se elevó al 20%, aunque el trato de ayer de Alimentación superó esa línea.

Otro gremio que está negociando un adicional es el bancario. Cerró la semana pasada un pago extra del 5% con una de las cinco cámaras empresarias del sector para completar un aumento anual del 24,43%. Con el resto, la pulseada comenzará la semana próxima. El ministro de Trabajo, Jorge Triaca, no homologará aún el acuerdo de los camioneros porque espera una rectificación de Moyano. Considera que la suba acordada es del 23 y no del 25%, como informaron el gremio y la federación que reúne a 51 cámaras empresarias.

fuente LA NACION

Comments

comments