El Gobierno decidió convocar a los gremios que firmaron acuerdos paritarios con aumentos de salarios del 15%, con el objetivo de elevar esas mejoras y evitar, así, un deterioro del poder adquisitivo de los sueldos de los trabajadores, tras el repunte inflacionario que se produjo al calor de la crisis cambiaria y la devaluación.

La movida no sería la única en carpeta que apunta a los sectores medios y medios bajos de la población, los más golpeados por la crisis y la inflación. Durante el fin de semana el Ministerio de Energía anunció que habrá una moderación del aumentos previstos para las tarifas de luz y gas, que están fuertemente influenciadas por el valor del dólar.

Fuentes oficiales confirmaron a Clarín que la convocatoria empezará desde este lunes y comprenderá a los sindicatos y las cámaras empresarias que firmaron las paritarias con el porcentaje que, a principios de año, impulsaba el gobierno de Mauricio Macri, cuando aún las turbulencias financieras no habían comenzado a golpear en la economía argentina.

Las reuniones se realizarán a instancias del Ministerio de Trabajo, cuyo titular, Jorge Triaca, tendrá la misión de aplicar el decreto que estiró la pauta salarial del 15 al 20%. También, avalará la aplicación de las cláusulas de revisión que la mayoría de los sindicatos firmaron en sus acuerdos paritarios.

“Las cláusulas de revisión tienen aplicación en diferentes meses, según la vigencia que tienen los acuerdos que firmaron entre los sindicatos y los empresarios, pero la intención es que se puedan poner en práctica para que no pierdan los sueldos poder adquisitivo”, explicaron a Clarín las fuentes oficiales.

Si bien cada paritaria tenía diferentes condicionalidades, zonas grises y letras chicas, hasta ahora los sindicatos que difundieron acuerdos con el 15 por ciento fueron, entre otros, Comercio, Construcción (UOCRA), Luz y Fuerza, Obras Sanitarias, Transporte (UTA), del sector pintura, tintoreros, remiseros.

En la última medida de fuerza que motorizó la CGT, en todas sus vertientes -incluso el moyanismo-, más las otras centrales obreras y partidos de izquierda y del kirchnerismo, una de las demandas más fuertes que expresaron los organizadores fue el rechazo a las paritarias del 15% y la exigencia de libertad en las negociaciones colectivas.

fuente CLARIN

Comments

comments