Entre hoy y mañana, el gobierno del presidente Mauricio Macri comenzará a definir nombres y fechas de una nueva ronda de reuniones con gobernadores opositores, en pos de lograr el objetivo: alcanzar un acuerdo que permita la presentación, el próximo 15 de septiembre, de un presupuesto 2019 consensuado entre la Casa Rosada y la oposición.

El ministro del Interior, Rogelio Frigerio ; el jefe de Gabinete, Marcos Peña , y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne , son los encargados de la “contención política” y los números finos de la negociación, que ya comenzó días atrás, primero con los gobernadores macristas (Horacio Rodríguez Larreta y María Eugenia Vidal) y luego con los tres radicales (Gustavo Valdés, Gerardo Morales y Alfredo Cornejo), quienes también vieron al Presidente.

Vidal prevé un fuerte impacto del ajuste en la provincia de Buenos Aires
“Se van a organizar por grupos, resta definir si es por región o por partido”, afirmaron a la nacion fuentes del Gobierno encargadas de la discusión. En Balcarce 50 afirmaron que la intención será bastante más ambiciosa: lograr no solo un acuerdo de cara al nuevo presupuesto, que incluya los ajustes necesarios para cumplir con el FMI, sino, además, las bases de un “gran acuerdo nacional” que incluya deudas pendientes, como una nueva ley de coparticipación federal y apoyo a la política macroeconómica del oficialismo, un punto en el que los gobernadores peronistas ya han mostrado algunas diferencias.

“Somos muy optimistas, hay vocación por ayudar”, afirmaron en el ministerio que encabeza Frigerio. “Confiamos en que hay sectores importantes del peronismo que quieren ser parte de la foto de una Argentina que asume el desafío de solucionar los problemas”, coincidió Peña en una entrevista publicada ayer por el diario Perfil. En esa misma entrevista, el jefe de Gabinete excluyó al kirchnerismo de los eventuales interlocutores del diálogo “amplio”.

El Presidente recibirá hoy a representantes de la Mesa de Carnes, parte de los encuentros “sectoriales” que forman parte de la estrategia de acuerdos que planea la Casa Rosada.

fuente LA NACION

Comments

comments