Después de la turbulencia financiera, los presidentes de las principales terminales automotrices del país se reunieron ayer con el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, quien les ratificó que las principales medidas del plan económico se mantienen, como el cumplimento de la reforma tributaria, uno de los pilares sobre los cuales se basaron los anuncios de inversión del sector por US$5000 millones para el trienio.

Cabe recordar que con la aprobación de la reforma tributaria el año pasado, se dispuso la eliminación de la alícuota de 10% del impuesto interno que pagaban los 0 km de entre $380.000 y $800.000 de precio a concesionarias. La otra escala, la de más de $900.000 de fábrica, sigue vigente con una alícuota del 20% que, según la ley, debería modificarse al inicio del año calendario, aunque desde el sector habrían tenido conversaciones con el Ministerio de Producción para que esa actualización de monto y tasa se realice antes, dada la devaluación de los últimos dos meses y medio.

De parte de las terminales, agrupadas en la Asociación de Fabricantes de Automotores (Adefa), estuvo el vicepresidente, César Luis Ramírez Rojas, acompañado por los presidentes de Toyota, Daniel Herrero; de Ford, Gabriel López; de Mercedes-Benz, Roland Zey; de FCA, Cristiano Rattazzi; de Iveco, Marcus Cheistwer; de VW, Hernán Vázquez, y miembros de la comisión ejecutiva de la entidad.

Dujovne, por su parte, fue secundado por Andrés Edelstein, secretario de Ingresos Públicos, y Nicolás Gadano, jefe de asesores.

Consultados sobre los temas que se trataron, desde el sector dijeron que no se abordaron cuestiones específicas como el “flex” con Brasil, aunque sí se fueron conformes con la ratificación de las políticas económicas.

“Fuimos a obtener una visión de parte del ministro de acá a futuro porque todas las empresas tenemos proyectos de inversión y nos interesaba conocer su diagnóstico. Más allá de que creemos que el Gobierno está en el camino correcto, las casas matrices estamos expectantes por el rumbo de la economía”, afirmó una fuente que estuvo en la reunión. “El ministro hizo un repaso de las causas que llevaron a la Argentina a la situación en que estaba y dijo que se iba a seguir adelante con las medidas económicas como la reforma tributaria, y que había un compromiso de no alterarla”, agregó.

En este sentido, dijo que “hay problemas”, pero con una perspectiva positiva hacia adelante. “Nos fuimos tranquilos con la ratificación de las medidas del plan económico porque son elementos a tener en cuenta en las inversiones. Obviamente la reforma tributaria fue un incentivo que utilizaron las empresas para lograr la aprobación de los desembolsos de los últimos dos años”.

En cuanto al adelanto de la actualización del monto y tasa del impuesto interno a los autos de más de $900.000, dijo que se habló, pero que no hubo una definición, ya que es un tema del ministro de área, es decir, Producción, aunque Hacienda también interviene por el impacto fiscal.

La semana pasada las autoridades de Adefa se habían reunido con el ministro Dante Sica, al que le plantearon el “desfasado” impuesto interno. “Ya se devaluó un 50 por ciento. No podemos esperar. Quedaron gravados los autos de producción local”, indicaron entonces en la industria.

fuente INFOBAE

Comments

comments