El jefe de Gabinete, Marcos Peña, sostuvo este lunes que los próximos meses serán “un poco más fríos, un poco más tormentosos en términos de variables económicas” y “van a ser un poco más recesivos”.

En el programa Desde el Llano, Peña señaló que la crisis económica se explica en parte por “la sequía, que generó una pérdida de 8.000 millones de dólares, la suba del petróleo, la suba de las tasas en Estados Unidos” y también por un “error” del Gobierno en “haber generado la percepción de que el camino iba a ser más fácil”.

“Queremos ser muy cautos y realistas con las metas que nos proponemos y seguir siendo tan entusiastas como al principio”, agregó.

Consultado por la reforma anunciada por el Gobierno en la política militar de las Fuerzas Armadas, el Jefe de Gabinete dijo que es un “cambio de directiva” y “no de leyes” y que apunta a “modernizar y darles un rol acorde al tiempo que vivimos”.

“Hoy las Fuerzas Armadas tienen un despliegue para la época en que teníamos conflictos territoriales potenciales con nuestros vecinos, había amenazas convencionales. La democracia tiene una deuda pendiente de darles una nueva directiva, que tiene que ver con la modernización y la comprensión de que las amenazas tienen que ver con cosas no convencionales”, explicó.

En esa línea, enumeró que los casos en los que podrían intervenir a partir de estos cambios serían en “apoyo a la política exterior del Gobierno, misiones de paz, integración regional, apoyo logístico en emergencias o catástrofes, apoyo logístico en la seguridad interior, que es algo que no está prohibido por la ley, al contrario, se hace permanentemente”.

Dentro de esos ejemplos mencionó el de la utilización para “custodiar” ciertos “objetivos estratégicos” que serán “definidos por el Poder Ejecutivo” pero que podrían ser “una represa, un gasoducto”.

A su vez, aclaró que “lo que tiene que ver con seguridad interior está prohibido por ley” y que “todo lo que está enmarcado en las leyes vigentes se tiene que poder hacer”.

“Lo que se modifica son directivas, no son leyes. Dar apoyo logístico en tareas que puedan tener que ver con amenazas nuevas, pero de ninguna manera es un cambio en la doctrina legal en nuestro país de que las Fuerzas Armadas participen en seguridad interior”, dijo.

Ante la repregunta de si el Gobierno impulsará cambios en las leyes de Defensa Nacional y de Seguridad Interior, el jefe de Gabinete respondió: “Esto está en ese espíritu. Creemos que se pueden hacer muchas cosas para modernizar y darles un rol acorde al tiempo que vivimos y de ningún modo contraindicar esas leyes”.

fuente  CLARIN

Comments

comments