Antes de viajar a Sudáfrica para participar de la cumbre de los Brics, el presidente Mauricio Macri volvió a defender el acuerdo con el FMI , central para la recuperación económica que planea para el año próximo.

“El acuerdo con el FMI es cero peligroso. Lo peligroso es cuando los argentinos nos engañamos, buscamos el atajo y el culpable siempre fuera de nosotros”, dijo el Presidente en una entrevista en radio Apa de San Pedro.

Además de defender el acuerdo, el Presidente hizo un nuevo llamado a la oposición, sobre todo la peronista, vital para la aprobación del presupuesto 2019 que contenga la reducción del 1,3% del déficit pactada con el organismo internacional de crédito. “Espero que asome la responsabilidad de la dirigencia, porque hay que fortalecer al país y no quedar tan expuestos a la volatilidad externa como pasó”, agregó Macri. En reuniones con su equipo de trabajo, el Presidente parece haber abandonado la idea de aprobar el presupuesto del año que viene aun sin el apoyo opositor si es que las demandas de los gobernadores y los intendentes son “excesivas”. Busca, a través de sus dirigentes de confianza, un acuerdo global con Sergio Massa y los gobernadores del peronismo “racional”.

Antes de llamar de manera sorpresiva a la emisora sampedrina, Macri llevó a cabo uno de sus habituales “mano a mano”, esta vez en La Plata, y se reunió con su mesa chica de coordinación.

Mientras el Presidente llevaba adelante ese renovado pedido a la oposición, el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, y funcionarios que responden al ministro del Interior, Rogelio Frigerio, continuaron con las reuniones con los ministros de Economía de las provincias, con el déficit como principal motivo de preocupación. Ayer, Dujovne, su segundo Rodrigo Pena y el secretario de Provincias, Alejandro Caldarelli, recibieron a los representantes de la provincia de Formosa, cuyo gobernador, Gildo Insfrán, sostiene una relación distante con la Casa Rosada. Catamarca y San Luis (cuyo gobernador Alberto Rodríguez Saá aparece enrolado en el kirchnerismo) serán hoy quienes cierren la ronda de consultas, con los mismos interlocutores del oficialismo.

Según fuentes del Gobierno, las provincias serán ahora las que den el próximo paso, y traigan sus propias propuestas de ajuste de sus economías, en rubros como subsidios u obra pública.

El objetivo final: que Mauricio Macri y los 24 gobernadores aparezcan en una foto conjunta de respaldo al presupuesto 2019 y den el aval a la búsqueda de equilibrio fiscal, la principal meta que hoy se plantea el Gobierno en su relación con el PJ.

“Cada vez son más los argentinos que creen que las posibilidades de crecimiento que tenemos son infinitas. Solo hay que sacarse la mochila del Estado de encima, y eso es responsabilidad de toda la dirigencia”, le dijo Macri a la radio de San Pedro.

fuente LA NACION

Comments

comments