Con datos de mayo, mes en el que se vivió más fuertemente la corrida cambiaria, la cantidad de empleos formales en el sector de la construcción empiezan a mostrar señales de desaceleración. Los 425.514 puestos de trabajo registrados durante mayo representan un aumento interanual de 5,6%, el menor de su tipo desde febrero del 2017.

Así se desprende del último Informe de Coyuntura del Instituto de Estadística y Registro de la Industria de la Construcción (IERIC)

Sin embargo, el dato representa 15 meses consecutivos de crecimiento en puestos de trabajo en la construcción. Y el número se ubica apenas un 1,7% por debajo del máximo histórico. Además, en los primeros cinco meses del año, la suba acumulada de esos trabajos llegó a 8,4 por ciento.

Es decir, todavía se están experimentando los coletazos positivos del boom de obra pública y privada impulsada por el segmento de créditos hipotecarios UVA y aún no se ve una tendencia clara de estancamiento del sector, dado el recorte que se espera particularmente en este tipo de proyectos en el sector público.

Un primer indicio de que se puede estar entrando en una zona peligrosa es que, de acuerdo con Ieric, el número de empleadores con 500 o más trabajadores disminuyó por segundo mes consecutivo. Ese tipo de empresas son las que normalmente representan los constructores de obra pública.

El compromiso del gasto público

Se espera que la desaceleración de obra pública sea uno de los principales rubros donde el Gobierno recorte el gasto en su búsqueda de acelerar el plan de reducción del déficit. Y si bien por ahora los compromisos provinciales para lograr eso no están del todo unificados, los distritos gobernados por Cambiemos parecen ser los que están liderando la marcha.

En este sentido, el relevamiento de Ieric  consigna que “los municipios del Gran Buenos Aires evidenciaron una baja del empleo sectorial del 2,2% en relación a abril”. De acuerdo con los datos, esa caída representa “casi la mitad de la pérdida de puestos de trabajo observada en el mes de mayo“.

Pelea contra la inflación

El recorte en puestos de trabajo es una de las formas más rápidas que tiene el sector para reflejar una pausa en la actividad, puesto que representan un componente importante de sus costos. El salario promedio de los trabajadores registrados en la Industria de la Construcción fue de $20.346 durante mayo.

El aumento salarial de los trabajadores durante los últimos 12 meses perdió contra la inflación (NA)

El aumento salarial de los trabajadores durante los últimos 12 meses perdió contra la inflación (NA)

Sin embargo, la evolución de ese nivel de ingreso no alcanzó para que aquellos empleados dentro del sector de la construcción pudieran sacar ventaja en la carrera entre salarios y precios. Respecto a mayo, los ingresos de los trabajadores incrementaron un 5,4%. Pero cuando se mira la comparación interanual, el aumento de 21,7% se encuentra bastante por debajo de la inflación registrada en mayo de 26,3 por ciento.

fuente INFOBAE

Comments

comments