Para la defensa de Javier Fernández, las recientes declaraciones de Norberto Oyarbide a partir del escándalo de los cuadernos de las coimas prueban que el exjuez “no está en sus cabales”, por lo que pidió que le realicen “peritajes psiquiátricos” para comprobar su estado mental.

Domingo Montanaro, el abogado del Auditor General de la Nación (AGN), aseguró ayer en declaraciones al programa radial Novaresio 910 que Oyarbide es una “persona desequilibrada” luego de que el exmagistrado admitió que el kirchnerismo lo había presionado para definir la causa de enriquecimiento ilícito del exmatrimonio presidencial.

Una victoria sobre la corrupción
“Una persona que sale rampante y haciendo bromas de la declaración indagatoria en una causa semejante y se va sola al juzgado y cuando sale dice que le apretaron el cogote para firmar una resolución y al día siguiente dice que tiene miedo de que la maten es una persona desequilibrada. Y cuando una persona desequilibrada declara, lo que dice es propio de su desequilibrio mental”, sostuvo Montanaro, quien además adelantó que también pedirá la recusación del juez federal Claudio Bonadio , que está cargo de la causa que ya tiene 14 detenidos, entre empresarios y exfuncionarios, diez imputados arrepentidos, 11 indagados y dos prófugos.

“Oyarbide no está en sus cabales, ni ahora ni cuando era juez”, agregó el abogado.

El martes pasado, el exjuez había apuntado directamente al auditor de la AGN por el PJ y al exespía Jaime Stiuso durante su declaración ante Bonadio, que lo indagó por aparecer cuatro veces en las anotaciones de los cuadernos del chofer Oscar Centeno, que revelaron una gigantesca matriz de corrupción durante el gobierno anterior .

Oyarbide dijo que le habían “apretado el cogote” para que “sacara las causas de los Kirchner” en 2009. Su presentación ante la Justicia derivó en un pedido de la Unidad de Información Financiera (UIF) para que se reabriera la causa.

Un día después, el exjuez cambió el tono de su visita a Comodoro Py y, entre lágrimas, afirmó que tenía miedo de que lo mandaran a matar y pidió ampliar su declaración. “Me quedan fuerzas para decir algunas cosas”, dijo, en declaraciones radiales.

Recusación
Además del pedido para verificar la salud mental del exjuez Oyarbide, la defensa de Fernández también dijo que recusará a Bonadio.

En línea con el pedido de apartamiento del juez que adelantó ayer Cristina Kirchner en su indagatoria, Montanaro aseguró que el juez tiene ánimos de “venganza” contra el auditor.

“Vamos a solicitar una recusación formal de Bonadio porque tenemos indicios y pruebas de que la imputación dirigida contra el doctor Fernández es una venganza personal que tiene Bonadio”, dijo ayer Montanaro.

Y agregó que tenía “un temor fundado, una sospecha de parcialidad del juez” Bonadio.

El argumento de Montanaro encuentra su origen en los últimos años del gobierno de Cristina Kirchner, cuando el oficialismo intentó impulsar ante el Consejo de la Magistratura el juicio político contra Claudio Bonadio por mal desempeño de las funciones.

fuente LA NACION

Comments

comments