“El miércoles los 25 senadores del oficialismo vamos a estar sentados en nuestras bancas. Y si el peronismo de nuevo juega a no dar quórum, el siguiente miércoles vamos a llamar a otra sesión para tratar los allanamientos a Cristina Kirchner. Y así haremos todos los miércoles hasta que se los apruebe”. El que avisa de la estrategia de Cambiemos es Federico Pinedo, presidente provisional del Senado. Más allá del objetivo primario de cumplir con el pedido de Claudio Bonadio, también queda claro el secundario: desgastar al PJ.

Pero entre los senadores peronistas que no bajaron al recinto el miércoles pasado hay algunos que entienden que ya no les quedaría margen para volver a ausentarse y, así, hacer que la sesión se caiga nuevamente por falta de quórum. “Es muy desgastante políticamente”, admitió un justicialista. Otro agregó: “Si faltamos el caldo se va a hacer muy espeso”.

El próximo martes estos senadores tienen previsto reunirse para definir una posición común. En este sector algunos entienden que ya le dieron aire a Cristina. Mencionan, incluso, que en nombre de su bancada el formoseño José Mayans estuvo encargado, la semana pasada, de trasmitirles a sus pares del FpV que para evitar tensiones mayores en el PJ lo ideal era que la propia Cristina accediera voluntariamente a habilitar a Bonadio los allanamientos.

Pero el pedido fue rechazado. “Sería permitir una farsa y además reconocer a Bonadio como juez natural”, le contestaron los K.

La estrategia de Cristina será la de que la sesión vuelva a fracasar. Para eso, deberá lograr que algunos de los 7 senadores que acompañaron a Miguel Pichetto a la sesión ahora no den quórum, y que tampoco se sume ningún otro peronista.

Entre los 8 senadores del pejota que bajaron al recinto hay algunos que sorprendieron más que otros. Es el caso del chubutense Mario Pais -es de Comodoro Rivadavia, una ciudad muy K-, el chaqueño Eduardo Aguilar y el santafesino Omar Perotti, quien busca ser gobernador y hasta ahora se manejaba con pies de plomo para mantener las buenas relaciones con el kirchnerismo en su provincia.

El argumento de estos tres senadores fue que no se debía obstaculizar la acción de la justicia y por eso dieron quórum. ¿Apuntará ahí CFK?

En simultáneo, Cristina tiende puentes con el bloque del PJ. El formoseño Mayans, por ejemplo, fue invitado apenas se cayó la sesión de este miércoles a subir a juntarse con la ex presidenta en su despacho.

En la reunión, Cristina planteó la necesidad de la unidad del peronismo para enfrentar la política económica de la administración macrista. Repasaron, por ejemplo, el impacto de la eliminación del Fondo Sojero por parte del Gobierno, que afectará la obra pública en las provincias y municipios. Orgánico, Mayans le avisó del encuentro a Miguel Pichetto, jefe de su bancada.

En el bloque peronista hay senadores que insisten con que en realidad la discusión no es jurídica sino política: “¿Qué van a encontrar en unos allanamientos tan anunciados? Acá lo que quieren es hacer un circo y ninguno de nosotros quiere hacer de payaso”, planteó un senador.

Otro agregó que a los pedidos de allanamientos “hay que “despersonalizarlos. Si se lo permitís a uno, se lo permitís a todos y nadie sabe cómo sigue la película”.

Pinedo aseguró ayer a Clarín que el miércoles que viene los 25 senadores del oficialismo estarán en sus bancas. Aun sigue el enojo en Cambiemos con el macrista Esteban Bullrich, que se fue de vacaciones a Europa con su familia cuando debían tratarse los allanamientos. También se descuenta estará Miriam Boyadjian, quien debió hacerse una cirugía en un ojo y permanece en reposo.

Para asegurar la presencia de toda su tropa, el oficialismo también se puso manos a la obra para desactivar un viaje de senadores la semana que viene a Chile, para un encuentro con parlamentarios de ese país. El radical Julio Cobos estaba invitado para presidir el encuentro, pero ayer avisó que se bajaba del viaje.

Un último factor que podría atentar contra la sesión: el lunes es feriado y varios senadores tenían pensado tomarse la semana. Si hay quórum, todo indica que los allanamientos serán autorizados.

Quedará para después el pedido de desafuero a Cristina, que se espera llegará más temprano que tarde al Senado. Ahí sí el criterio del PJ se mantiene homogéneo e inamovible: solo lo autorizarán con sentencia firme

fuente CLARIN

Comments

comments